Prince, Seger y Harrison ingresan al Salón de la Fama del Rock

http://hoy.com.do/image/article/217/460x390/0/5C67886C-B63E-417C-9956-77DF52856B96.jpeg

NUEVA YORK, AP. El cantante Prince, el rockero Bob Seger, el compositor y cantante Jackson Browne y el ex Beatle George Harrison ingresaron al Salón de la Fama del Rock, junto con las bandas ZZ Top, Traffic y los Dells.

Vestido con un traje blanco, Prince energizó al público con sus éxitos “Let’s Go Crazy”, “Sign O’ the Times” y “Kiss”.

Prince fue presentado por los raperos de OutKast y la cantante Alicia Keys, quienes dijeron haber sido influenciados por él mientras crecían.

“Hay muchos reyes. El rey Enrique VIII, el rey Salomón, el rey Jaime, King Kong, y los tres reyes magos. Pero solamente hay un príncipe”, dijo Keys. “Prince” significa príncipe en inglés.

Por su parte, Browne, quien escribió temas para los legendarios Eagles y tiene una exitosa carrera como solista, dijo al ser reconocido por los miembros del salón que “la música es una cosa que da mucho poder. Estoy muy agradecido por haber podido pasar una vida haciéndola. Gracias por este trabajo”, dijo.

Bruce Springsteen presentó a Brown, diciendo con envidia que mientras él y su E Street Band suelen atraer a un público masculino, Browne es popular con las mujeres. “Es un símbolo sexual del rock”, dijo Springsteen.

Browne interpretó sus temas “The Pretender” y “Running on Empty”.

Seger fue presentado por su parte por el cantante Kid Rock, quien dijo que “él nos puso el ejemplo a seguir para todos los que venimos del medio oeste” norteamericano.

Seger presentó por primera vez en nueve años a su Silver Bullet Band, tocando sus temas “Turn the Page” y “Old Time Rock n’ Roll”.

Tom Petty y Jeff Lynne, compañeros de Harrison en el cuarteto Traveling Wilburys, con el también finado Roy Orbisson, rindieron un homenaje al ex Beatle, quien se une a sus colegas John Lennon y Paul McCartney en el salón de la fama en la categoría de solistas. Su disco póstumo de 2002, luego de su muerte por cáncer en noviembre de 2001, ha recibido buenas críticas.