Principal desafío del gobierno es reducir el peso de la deuda

Principal desafío del gobierno es reducir el peso de la deuda

Se recuerda que el pasado año, el presidente Luis Abinader, tras una reunión del Consejo de Ministros, dijo que esta provincia ha sido declarada en estado de emergencia, debido al estado de pobreza y de deterioro de sus recursos, por lo que el gobierno ejecutará un proyecto de desarrollo integral con una inversión superior a los RD$4 mil millones.

A un año de gestión Se ha hecho más apremiante la recomposición de las finanzas públicas

El gobierno estaría obligado a presentar un proyecto de presupuesto para el próximo año con una propuesta de reforma fiscal que reduzca el déficit y el ritmo de crecimiento de la deuda pública, porque de lo contrario, República Dominicana correría el riesgo de que las agencias de calificación reduzcan la nota de crédito del país.

En el escenario creado por el Covid 19 el gobierno ha tenido que incrementar el déficit fiscal, lo cual ha provocado un rápido crecimiento de la deuda, que ya alcanza alrededor del 70 por ciento del producto interno bruto (PIB).

El propio gobierno ha reconocido el nivel gravoso que ha alcanzado la deuda pública. El ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Miguel Ceara Hatton, ha afirmado recientemente que el pago de los intereses de la deuda dominicana compromete un 29 % de los ingresos tributarios del país, lo que genera una presión en el manejo de las cuentas fiscales.

En este aspecto la República Dominicana se encuentra entre los tres países de América Latina con mayor nivel de endeudamiento.
“Nadie quiere este nivel de deuda, pero era la única alternativa porque los ingresos fiscales se cayeron y los gastos fiscales aumentaron”, manifestó Ceara Hatton.

El indicador que mide la deuda como una relación entre el pago de los intereses como porcentaje de los ingresos tributarios ya está siendo utilizado por agencias crediticias para evaluar el riesgo soberano de los países. Son los casos de Moody´s y Fitch Ratings.

Consultado sobre el tema, el economista Henri Hebrard afirmó que para el gobierno resultará inaplazable retomar la agenda de reformas. Explicó que no se trata sólo de una reforma fiscal, sino también del Código Laboral e institucional. “El presupuesto para el próximo año no puede ser más de lo mismo”, expuso Hedrard.

Advirtió que el aumento de la deuda pública en 20 puntos porcentuales, ha pasado de 50 a alrededor del 70 por ciento del PIB, representa un ritmo de crecimiento que no se puede continuar.

En iguales términos se ha expresado el vicepresidente ejecutivo del CREES, Miguel Collado Di Franco, quien resaltó que existe la necesidad de hacer la reforma para enderezar las finanzas públicas. Dijo esta debió hacerse en los primeros días de esta administración, específicamente lograr la aprobación de la Ley de Responsabilidad Fiscal.

Resaltó que la CREES ha sido reiterativa en abogar por la aprobación de una Ley de Responsabilidad Fiscal que establezca reglas de gastos, déficit y endeudamiento. Dijo que esta ley mandaría una señal clara de que existe un plan para enderezar las finanzas, de regresar a una situación más manejable en en determinado tiempo y simultáneamente implementar una reforma al Código Tributario.

Además, Hebrard ha planteado la necesidad de que el gobierno aumente el ritmo de inversión pública, que se ha debilitado en el primer año de gestión del Gobierno, para lo cual necesita más recursos que eviten sólo depender del endeudamiento.
No obstante, dijo que hay progresos en el manejo del gasto corriente.

Aunque también algunos sectores sienten preocupación por la inflación, el tema de cómo financiar al gobierno sigue siendo el problema más apremiante. Unas finanzas públicas vigorosas colocan al Estado en mejores condiciones para manejar el problema de los precios en la economía.



Publicaciones Relacionadas

Más leídas