Príncipe Guillermo y Kate rompen noviazgo

http://hoy.com.do/image/article/302/460x390/0/1851C0B1-0DDC-4B4D-BABD-ABF22E9B5A83.jpeg

LONDRES (AFP).- Para decepción de los británicos, el príncipe Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton no caminarán juntos al altar, puesto que la pareja acaba de romper el idilio que mantenía desde hacía cuatro años.

La noticia cayó como un jarro de agua fría sobre los británicos, devotos de la familia real y sus tejemanejes, puesto que se habían escuchado campanas de boda entre el probable futuro rey de Inglaterra, de 24 años, y su novia, de 25, que parecía caerle como anillo al dedo.

El diario popular “Sun” fue el primero en anunciar este sábado la ruptura, motivada al parecer por una excesiva presión sobre la joven pareja, sobre todo por las obligaciones militares del príncipe, raramente disponible, y el acoso de los medios de comunicación a Kate Middleton, que vive sola en Londres. La pareja se separó “amistosamente”, según el rotativo. La residencia del padre del joven, el príncipe Carlos, declinó confirmar estas informaciones. “No comentamos la vida privada del príncipe Guillermo”, indicó un portavoz. El “Sun” profundiza en los motivos de esta separación.

“Para Kate, Guillermo no era lo suficientemente atento con ella. Ella está atrapada en Londres y él vive entre oficiales en Dorset (suroeste de Inglaterra). Kate se sentía cada vez más frustrada puesto que su relación parecía ir hacia atrás”, explica un amigo de la pareja no identificado al rotativo.

“En la universidad, vivían juntos”, recuerda. “Ahora, casi tres años después, se veían con suerte una vez por semana”, agrega la fuente. La BBC, que confirmó la ruptura, precisó que no había “una tercera persona” de por medio. Un comentarista sobre la realeza, James Whittaker, estimó que el príncipe, habida cuenta de que últimamente salía de fiesta con otras chicas jóvenes, ya no estaba enamorado de su novia.

 

 

“Cuando uno pasa tanto tiempo con una persona, sabe a estas alturas si quiere casarse con ella o no. Claramente, él no quería”, reflexionó Whittaker.

En cambio, “ella tenía muchas más ganas de casarse”, aseguró a la BBC.

El príncipe Guillermo, segundo en el orden de sucesión al trono después de su padre y ahora uno de los solteros más cotizados del planeta, conoció a Kate en 2001 en la universidad escocesa de Saint Andrews.

Tras dos años de amistad, empezaron a salir juntos y, gradualmente, dieron a conocer su relación al mundo.

En marzo de 2003, realizaron su primera aparición pública en las pistas de esquí de la estación suiza de Klosters. Poco después, Kate conoció a la reina Isabel II. En la primavera de 2006, deleitaron a la prensa con su primer beso ante las cámaras, también en Klosters.

Finalmente, en diciembre pasado, la joven estuvo presente en la ceremonia de graduación de oficial del príncipe en la academia militar de Sandhurst.

En vistas de la solidez de su relación, la prensa británica se entregó en los últimos meses a saberlo todo sobre Kate Middleton, hija de comerciantes ricos, diplomada en Historia del Arte y actualmente encargada de compras de la marca de ropa Jigsaw.

La persecución mediática se concretó el día de su cumpleaños, el pasado enero, cuando los paparazzi la recibieron en masa a las puertas de su casa.

Muchos veían en Kate a una nueva Diana de Gales, la madre de Guillermo fallecida en un accidente de tráfico en 1997 en París, y esperaban con impaciencia el anuncio de la boda.

Pero el príncipe nunca pareció darse ninguna prisa en ese sentido. En 2004, afirmó que se sentía “todavía muy joven para casarse” y que no tenía intención de hacerlo antes de los 28 años, como mínimo. La prensa, sin embargo, no le escuchó.