Pro Consumidor apuesta a que consumidores estén informados

E3

La prioridad del Instituto Nacional De Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor) es lograr consumidores de bienes y usuarios de servicios bien informados, capaces de defender sus derechos.
La directora de la entidad, Anina del Castillo, destacó que de acuerdo a la ley 358-05 sobre los derechos del consumidor, el primer mandato de Pro Consumidor es garantizar la salud y seguridad de los consumidores de bienes y servicios y proteger sus intereses económicos y jurídicos.

Expresó que los productos del mercado deben responder a la calidad, seguridad e inocuidad requerida y el consumidor debe saber que no es solo una cuestión de precio sino de las condiciones que deben de tener esos productos.

“No hay controles de precios, pero estos tienden a distorsionarse por una mala orientación del consumidor y es por esto que proteger los derechos de los consumidores debe hacerse desde varias aristas”, dijo Del Castillo al participar en el Encuentro Económico de Hoy, junto a Ana patricia Rodríguez, encargada del departamento de calidad y buenas prácticas comerciales y Pedro Castro, gerente de comunicación de Pro Consumidor.

Explicó que la primera de estas aristas es que el consumidor esté informado para que sepa elegir en el momento adecuado qué bienes, conozca sus derechos y deberes y los exija.

Resaltó que el consumidor dominicano está muy poco informado sobre los derechos que tiene, incluso por debajo de países de América Latina. Esto se debe a que históricamente no sabía que se podía reclamar y que antes no existía una institución que les ayudará.

La directora de Pro Consumidor dijo que en menos de tres meses que lleva al frente de la entidad ha estado trabajando para cambiar esta cultura, educando tanto al consumidor como a los proveedores.

Indicó que la promoción al acceso a información y a educación de los consumidores es uno de los ejes estratégicos en los que trabaja la entidad, pues esto contribuye al disfrute de sus derechos, lo que permitirá, a su vez, que los consumidores y usuarios realicen su elección fundamentada en datos objetivos y completos, basados en la racionalidad, conforme a sus criterios económicos, de salud, ge gustos particulares, entre otros.

Precisó que es importante que el proveedor sepa que tiene el deber de proporcionar información sobre las características esenciales de bienes y servicios que cumplan con los mandatos de reglamentos técnicos o normas, si los hubiere, y deben ser susceptibles de análisis comparativos.

Dijo que existen consumidores que forman parte de grupos vulnerables, por lo que la educación para ellos debe estar revestida de características propias. Por tanto, en Pro Consumidor se reforzarán programas especiales para educar en el consumo a jóvenes, mujeres-jefas de familia, adultos mayores y discapacitados, a la vez que se implementarán y reforzarán los programas de educación formal en las escuelas y universidades. La tecnología, redes sociales y otros medios de comunicación masiva serán ampliamente utilizados para difundir programas educativos.

Derecho a la garantía. La directora de Pro Consumidor expresó que desde enero trabaja con campañas de educación para que las personas conozcan su derecho a reclamar las garantías cuando compran un producto.

Dijo que en meses como diciembre aumenta el consumo de bienes y que estos tienen garantía, pero para hacerla efectiva el consumidor tiene que guardar los documentos adecuados.

Indicó que la garantía se ejecuta de varias formas, incluso contempla hasta la retribución del bien mismo nuevo.

Expresó que al respecto 16,500 personas empleadas del Gobierno recibieron capacitación relacionada con este y otros temas.

Reveló que este programa tuvo un éxito que significó que hubiera en febrero un aumento significativo de consumidores que reclamaban las garantías de los productos que adquirieron. “Casi se duplicaron las reclamaciones por garantía. Se mostró mucho interés de las personas al reclamar, pero para reclamar, lo primero es saber que tienes un derecho”, expresó.

Agregó que las principales reclamaciones que recibe la entidad son contra las telefónicas por ofertas de celulares que no son; compra de vehículos; personas que compra un apartamento en el proceso de construcción y ya listo no cumple con las expectativas.

Dijo que estas son reclamaciones sobre compra de productos pero quieren aumentar las vinculadas a la calidad de los servicios, pues estás también son muy importantes.
Certificación internacional. Del Castillo precisó que esa entidad debe priorizar la calidad de los servicios que ofrece, por lo que debe certificarlos mediante normativas de calidad internacionalmente reconocidas.

Indicó que es por esto que ya iniciaron con la acreditación de 30 inspectores bajo la normativa ISO 17020 y serán el primer organismo estatal que se acredite con esa normal.
Esta normativa internacional establece condiciones para las inspectorias que tiene que ver con la objetividad, imparcialidad e independencia en el ejercicio de sus funciones.