ProConsumidor dice pan debe ser vendido a RD$3

La directora del Instituto Nacional de Protección de los Derechos  del Consumidor (Pro Consumidor)  Carmen Meléndez dijo ayer que el precio del pan de agua en los colmados debe venderse  a RD$ 3.00  la  unidad, porque el principal suplidor del producto  está suministrando a los colmados para que sea vendido a ese precio.

Dijo  que tiene por escrito una certificación de la panificadora Villar Hermanos que suple a más de 1,500 colmados del Distrito Nacional y la Provincia Santo Domingo vendiéndoles el pan a tres pesos. Sin embargo, estos establecimientos no acatan lo acordado con el suplidor.

“Que la gente sepa que es a tres pesos que debe pagar el pan”, estableció con firmeza Meléndez, al tiempo que informó que la panificadora le proporcionó muestras del pan de agua y el pan de leche  con el que se suple a los colmados.

¨Los que han anunciado que no lo van a bajar pues esos tendrán el problema de que van a tener una competencia  con el principal suplidor¨, dijo Meléndez

Expresó que últimamente Pro Consumidor está utilizando el sistema de investigar, en distintos sectores del comercio, cuál es el precio al que un proveedor de algún producto le vende al detallista, para así luego descubrir si el precio que llega a la gente, es justo.

¨Si usted no sabe a cómo vende el productor y a cómo debe comercializar el detallista, difícilmente se pueda exigir un precio, porque el consumidor no lo conoce”, dijo Meléndez.

Puntualizó que a través de este sistema ¨se transparentan los precios, y  así realmente la gente puede exigir ¨.

Aseguró que por esa razón Pro Consumidor continuará vigilando la comercialización de los productos más importantes de la canasta familiar a fin de que no haya abusos ni los ciudadanos sean víctimas de la especulación.

Aclaró además que Pro Consumidor no ha tenido que usar la represión, sino que siempre utilizará primero el diálogo. Por  eso es  que llama a los comerciantes a comprender la responsabilidad social que tienen con la población.

Llamó a los medios de comunicación a que se hagan eco de esta realidad e instó a la población a utilizar esta información para reclamar un precio justo.