Procter & Gamble y Gillette, un negocio
de Grandes Ligas

POR DONALD ROWLAND
Es a todas luces indiscutible que estamos viviendo la era de las grandes negociaciones y las mega fusiones que parecen tocar las fronteras de las tradicionales y no tradicionales corporaciones que manejan la dinámica de los mercados a escala global. El último movimiento de esta magnitud se verifica entre la todopoderosa empresa Procter & Gamble y la no menos famosa firma Gillette, en la cual la primera adquiere a la segunda por la extraordinaria suma de 57 mil millones de dólares.

La operación ha encontrado vía libre para su concreción luego de recibir la aprobación de la Comisión Europea -CE- organismo que dio luz verde a la empresa, aunque a condición de liquidar ciertos activos, de acuerdo con la holandesa Nellie Kroes, comisionada de la competencia de la CE.

Para hacerse una idea de la magnitud de esta operación sólo hay que enterarse de que Procter & Gamble es la mayor firma fabricante de productos para el hogar y es el anunciante líder en inversión publicitaria, alcanzando el año pasado la cifra de 2.9 billones de dólares en gastos, lo que significó un incremento de 7.40% con respecto al año 2003.

Por su lado, Gillette es otra gran corporación global, marca que se hizo famosa con las hojas de afeitar, pero cuyo portafolio hoy cuenta con muchísimos productos, también reconocidos, como las pilas Duracell y los cepillos de dientes Oral-B.

Esta aprobación, sin embargo, no significa la posibilidad de que Procter pueda apabullar a sus competidores, porque, como en toda sociedad organizada, tiene que atenerse a las leyes y la Comisión Económica le ha puesto ciertas condiciones: P&G debe desprenderse de Crest y de SpinBrush -sus divisiones de cuidado dental- para que la fusión no perjudique a la competencia.

Según la investigación que realizó la CE, se demostró que la única redundancia entre estas dos empresas que podría afectar negativamente a la competencia era en la rama del mercado de cepillos de dientes a batería.

Así, la marca Oral B -Gillette- cuenta con una participación de 43, 8 por ciento en el mercado europeo, frente a 6,7 por ciento de SpinBrush -Procter&Gamble- (según Euromonitor).

La aprobación de la CE acerca a la norteamericana P&G a la creación de una de las mayores empresas de consumo masivo, con marcas como Pampers, Ariel, Pringles, Pantene, Head & Shoulders y, ahora, Gillette. La nueva compañía tendrá alrededor de 21 marcas, con ventas superiores a 1.000 millones de dólares, superando de esta manera al grupo británico-holandés Unilever.

Además de Procter & Gamble existen 9 grandes anunciantes que forman el exclusivo círculo de los diez más grandes anunciantes, entre los que se cuentan a General Motors, Ford Motors Co., Johnson & Johnson y la reconocida Verizon, que ocupa posiciones de liderazgo también en nuestro mercado local.

d.rowlan@verizon.net.do