Procurador dice atentando no era contra David Ortiz, sino contra un amigo del Big Papi que estaba en la misma mesa

David Fernández y David Ortiz. Fuente externa.
David Fernández y David Ortiz. Fuente externa.

El procurador general de la República Jean Alain Rodríguez informó hoy que el intento de asesinato perpetrado el pasado domingo 9 de junio en el bar Dial and  Lounge, no estaba dirigido a David Ortiz, sino a un amigo del Big Papi que ese día se encontraba en la misma mesa.

Se trata de Sixto David Fernández, quien también frecuentaba ese lugar y quien, al ser integrrogado por las autoridades, identificó a Victor Hugo Gómez como la persona que pudo haber intentado asesinarlo.

De acuerdo al Procurador, Victor Hugo Gómez, autor intelectual del erróneo atentado contra el Big Papi, es un prófugo de la justicia estadounidense y estuvo preso en el 2012 por narcotrafico, coincidiendo en prisión con tres de los señalados como autores materiales de disparar a David Ortiz.

Se recuerda que recientemente David Fernández reveló que cuando el exbeisbolista Ortiz resultó herido, él estaba sentando a su frente, en shock ya que no creía lo que estaba pasando.

“Yo estaba sentado frente a él. Todo el mundo corrió. Yo me quedé en shock porque no creía, ni me imaginaba que le iban a tirar un tiro a David. Cuando el estaba el suelo fui yo quien lo recogió…”, explicó Fernández.

Sobre la posibilidad de que él fuera el objetivo real del atentando dijo: “Yo soy una persona que nada más tiene un solo número de teléfono. Que trabaja honestamente. No soy un hombre que esté bien económicamente. Soy un hombre normal, común y corriente. Estoy a la disposición de cuándo me quieran investigar, yo voy. Pero yo no tengo ni un solo enemigo, ni un gato. No sé de dónde vienen estos rumores”, aseguró durante una llamada al programa radial el Sol de la Mañana.

Detalles del caso.

Ayer fue detenido Franklyn Junior Merán alias Rubirosa, a quien se le imputa ser el propietario de uno de los vehículos que se utilizó para perpetrar el hecho de sangre.

El que se presume ser el último eslabón en el plan para ejecutar al expelotero dominicano, no necesariamente el autor intelectual, es Alberto Miguel Rodríguez Mota, a quien sus familiares le piden que se entregue a las autoridades.

Rodríguez sería la persona que pagó alrededor de RD$400,000 para orquestar la trama que culminó con el disparo que le hizo a Ortiz Rolfi Ferreira Cruz, y que también hirió al comunicador Jhoel López.

El hecho ocurrió el domingo 9 de este mes en el Bar Dial and Lounge, ubicado en la avenida Venezuela, en el municipio Santo Domingo Este.

Hasta el momento también han sido apresados por presunta vinculación en el crimen Oliver Moisés Mirabal Acosta, Joel Rodríguez de la Cruz, Porfirio Ayendy Dechamps Vásquez, Reinaldo Rodríguez Valenzuela, Lanny Estefanny Pérez Reyes, Gabriel Alexander Pérez Vizcaíno, Eddy Vladimir Féliz García, y Carlos Rafael.