Procurador General coordina plan para Modelo de Gestión Penitenciaria

El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, recientemente encabezó el acto de apertura de la VI Jornada de Evaluación del Modelo de Gestión Penitenciaria, donde analizaron las ejecutorias del período enero-julio 2012 y las acciones a llevar a cabo en lo que resta del presente año. 

En la actividad estuvieron presente directores y subdirectores de los 16 centros de corrección y rehabilitación que operan en el ámbito nacional, Domínguez Brito puntualizó que seguirán trabajando en la capacitación y el respeto al interno penitenciario en sus condiciones físicas y psicológicas, para que pueda prepararse y crecer dentro del recinto con el objetivo de que su reingreso a la sociedad, luego de cumplir condena, sea de una persona transformada.

Agregó que ese proyecto tiene grandes retos, y que en lo adelante buscarán fórmulas para hacer crecer como persona a quienes trabajan en los centros de corrección y rehabilitación.

 “Yo quiero que quede en el corazón de todos ustedes, el orgullo de hacer la cosas bien y que nadie pueda señalarlos”, enfatizó.

En la jornada, desarrollada en el auditorio de la Procuraduría, participaron además, Roberto Santana, asesor del Procurador en materia penitenciaria; Ysmael Paniagua, coordinador del Modelo de Gestión Penitenciaria, y Fray Arístides Jiménez, coordinador de la Pastoral Penitenciaria, quien tuvo a su cargo la bendición e invocación a Dios en el  encuentro. 

En la actividad también entregaron un reconocimiento a Roberto Santana por su labor como anterior director de la Escuela Nacional Penitenciaria y coordinador del Modelo de Gestión. 

En la actualidad operan los centros de corrección y rehabilitación Haras Nacionales, en Santo Domingo; Najayo-Mujeres, en San Cristóbal; Baní-Mujeres, en la provincia Peravia; La Isleta, en Moca; Vista al Valle, en San Francisco de Macorís;  San Pedro de Macorís, San Felipe, en Puerto Plata; Rafey-Hombres y Mujeres, en Santiago; El Pinito, en La Vega; Anamuya, en Higüey.  También, Mao, Monte Plata, Elías Piña, Dajabón y Salcedo, en su primera etapa.