Procurador instruye acelerar procesos penales pendientes

POR MANASES SEPULVEDA
El procurador general de la República, licenciado Francisco Domínguez Brito, instruyó ayer  a todos los miembros del Ministerio Público, a profundizar los esfuerzos para el proceso de liquidación de los procesos pendientes con al antiguo Código de Procedimiento Criminal.

Domínguez Brito los instó a enfatizar los esfuerzos encaminados “a cumplir con la meta de llevar a feliz término, sin dilaciones, los casos en liquidación”.

Recordó que la ley de implementación del Código Procesal Penal ha contabilizado un plazo de dos años, a partir del 27 de septiembre del año 2004, para concluir los casos en liquidación conforme al régimen del antiguo Código de Procedimiento Criminal.

Recordó que este también dispone que vencido el plazo de dos años, las causas que quedaren pendientes dentro de la estructura liquidadora, seguirán tramitándose de conformidad con el nuevo Código Procesal Penal.

“La meta que nos hemos fijado es concluir el mayor número de casos en el plazo de los dos años previstos por la ley, a los fines de evitar las complicaciones procesales que podría implicar la tramitación de tales casos con el nuevo Código Procesal Penal”, expresó.

Asimismo, señaló que el artículo 149 de la nueva legislación procesal prevé un plazo máximo de tres años para todo proceso penal, aplicados también a los casos de liquidación que luego de dos años pasen al nuevo procedimiento y con excepción de cuatro años para los procedimientos complejos.

Transcurridos esos plazos, la acción se declarará extinguida y el proceso extinguido sin que intervenga una condenación o descargo, dijo.

“Resulta importante hacer la advertencia de que dichas disposiciones se prestan a ser usadas como una estrategia de abogados litigantes, quienes podrían intentar maniobras procesales para retardar los procesos y luego solicitar la declaración de extinción de la acción penal en beneficio de sus representados”, advirtió.

Añadió que por ese motivo los representantes del Ministerio Público deben evitar “a toda costa”,  retrasos innecesarios y así concluir adecuadamente tanto los procesos de liquidación como todos los casos iniciados bajo el nuevo procedimiento en los plazos pertinentes.