Procuradora se desvincula del atropello fue víctima Jean Alain

Procuradora se desvincula del atropello fue víctima Jean Alain

Procuradora Miriam German Brito. Hoy/PGR

Germán advirtió que es su interés que normativas del debido proceso sean aplicadas

La procuradora general Miriam Germán Brito se desvinculó ayer del atropello de que fue objeto su antecesor en el cargo Jean Alain Rodríguez cuando fue impedido de viajar a los Estados Unidos y devuelto del aeropuerto Internacional Las Américas. Anunció la adopción de medidas para evitar que situaciones ilegales así se repitan, incluidos aspectos disciplinarios contra los responsables del hecho.

En una aclaración pública la magistrada Germán Brito explicó que antes del incidente había instruido para que las denominadas “alertas migratorias” que se habían venido utilizando en la PGR fueran levantadas o dejadas sin efecto, por considerarlas “reales impedimentos de salida” en violación al debido proceso.

Reveló que al día siguiente de tomar la decisión recibió la visita de “dos funcionarios que no son del área judicial” a los cuales no identificó, y que ella requirió la presencia del director de Migración, Enrique García, y los titulares de la PEPCA y de la Dirección de Persecución, Wilson Camacho y Yeni Berenice Reinoso, respectivamente.

“En esa reunión reiteré que las alertas, que a fin de cuentas devenían en un real impedimento, estaban eliminadas, que no eran posibles en nuestra legislación actual, y solo secundó mi criterio el director de Migración en ese momento”, dijo la procuradora general.

Agregó que fue clara al expresar que el impedimento de salida colocado administrativamente “solo era posible si la ley fuera modificada en ese aspecto”.

Desobedecieron orden. La magistrada Germán Brito dijo que fue el jueves cuando se enteró por los medios de comunicación del bochorno sufrido por exprocurador no obstante ella haber dispuesto el levantamiento de las alertas por ser ilegales, “y no teniendo el señor Rodríguez impedimento de salida ordenado por un juez“.

Una funcionaria fuera de serie. Germán Brito advirtió que es su interés como titular del Ministerio Público, que las normativas del debido proceso sean aplicadas a todos los ciudadanos sin importar quien sea.

No obstante, aseguró que ese interés “está por encima de la valoración que en términos éticos nos merezca el eventual beneficiario”.

Dijo que no pretende participar en investigación ni decisión que involucre al exprocurador Rodríguez, porque no quiere dar lugar a que se le quiera atribuir alguna malquerencia hacia él.

“He hablado en ocasiones de una cierta incapacidad mía para el rencor y vienen muy bien al caso aquello de que “no hablo de venganzas ni perdones, el olvido es la única venganza y el único perdón”, subrayó.

Puntualizó que si alguna vez el exprocurador tiene algún proceso en su jurisdicción, ella se apartará del mismo de manera legal, con la finalidad de que no haya lugar a argumentar supuestos desafectos.

Alertas migratorias. Pese a que no están establecidas por ley, históricamente se venía haciendo uso de ellas con la supuesta finalidad de conocer los movimientos migratorios de personas bajo investigación, explicó Germán.

Publicaciones Relacionadas