Producción de cítricos bajo los protocolos internacionales

5D_Economía_21_4,p01

A pesar de que el país aún no cuenta con una ley que regule el proceso de producción de cítricos en los viveros por la enfermedad Huanglonbing (HLB), el Consorcio Citrícola del Este ha entendido la gravedad de este mal y lo que representa para la producción nacional, por lo que han adoptado el protocolo internacional de producción en sus cultivo.
Así lo aseguró Ricardo Barceló al mostrar la producción de cítricos en el Vivero JR en Hato Mayor, donde, según contó, producen con material genético totalmente libre de la enfermedad HLB.
Dijo que en sus viveros sacan plantas que no tienen ningún tipo de enfermedades, ya que llevan los protocolos establecidos internacionalmente, los cuales exigen mallas y fumigación constantes además de evaluaciones en los laboratorios de manera periódica para su garantía.
Dijo que gracias al proceso de cultivo que han adoptado, el comportamiento de las plantas una vez llevadas a los campos es extraordinario, por lo que han estado superando expectativas, con producción de hasta 200 unidades de naranjas por plantas.
Informó que el Vivero JR tiene una capacidad de producción de 180 mil plantas cada siete meses.
“A raíz de la llegada de la enfermedad HLB, la situación provoca que no se debe producir naranjas fuera de un ambiente controlado, el cual debe evitar que los insectos puedan picar las matas para llevarles enfermedades. Por esta razón la nueva citricultura establece que los viveros sean bajo techo, o sea, bajo invernaderos”, explicó en un recorrido por el vivero y los campos de producción.
Señaló que los viveros que están a cielo abierto están difundiendo enfermedades constantemente, por lo que estos viveros deberían desaparecer, lo que se puede hacer con la concesión de préstamos blandos para que los dueños de estos puedan adecuar sus infraestructuras para producir matas bajo ambiente controlado.