Profecías de Saramago

UBI RIVAS
En su reciente visita a Venezuela (25-27 del presente mes de noviembre), el Premio Nobel de Literatura 1998, José Saramago, concretizó en un conversatorio con los medios de comunicación ciertos comentarios que pudiesen interpretarse como certeras profecías en relación a como estilizará el presidente George Bush jr. su trato para con América Latina en su segundo mandato que se inicia el 20-01-05.

“Seguramente a América Latina le irá muy mal en el nuevo período de Bush”, exhortando a los residentes al sur del río Grande “a armarse de coraje ante Bush”.

El escritor lusitano de 82 años, el más prestigioso de Portugal viviente, siempre objetivo, punzante, confeso izquierdista a su edad, algo rarísimo, porque conforme al postulado del doctor Joaquín Balaguer el izquierdismo es como el sarampión, que solo asomo cuando somos pequeños, no está descaminado cuando augura lo que nos espera a los latinoamericanos en la segunda administración del presidente Bush jr.

Empezamos a juzgar certeza la profecía de Saramago cuando advertimos la forma atropellante y bestial como las tropas invasoras estadounidenses en Iraq asaltaron Faluya, provocando millares de muertos, de los que el gobierno títere de Bagdad admitió “dos mil”.

La ofensiva de Bush jr. desde su primer mandato en relación a los trabajos de uranio enriquecido que impulsaba Teherán, y que oficiosamente fueron suspendidos; la acusación nada probada al presidente sirio Bachar El Assad de que es cómplice del terrorismo, así como la insistencia de Bush jr. en desactivar el reactor de Yongbiong que posee el líder subcoreano Kim Il Yong, son señas de que esas advertencias podrían pasar al teatro de los hechos con un Bush jr. envalentonado con el real esta vez triunfo electoral de noviembre dos contra su adversario demócrata John  Kerry.

Una victoria avalada por 59 millones de sus conciudadanos contra 56 millones que no están de acuerdo con su política económica y guerrerista, es lo que produjo el resultado final de la cita cívica del dos de noviembre.

Empero, el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, anunciaba el 25 de noviembre ultimo, la autonomía de su país en impulsar programas de uranio enriquecido, sin que Bush jr. reaccionara sobre el particular.

El único que advirtió antes del dos de noviembre como advendria el porvenir y decidió deshacerse de todas sus armas de destrucción masiva, fue el controversial líder libio Muammar El Gadady, recordando cuando el presidente Ronald Reagan por poco lo elimina, perdiendo en el intento la vida uno de sus hijos, y el hombre de la Revolución Verde no está dispuesto a probar otra vez, desafiando a la superpotencia unipolar del mundo.

La profecía de Saramago concerniente a América Latina predice un vuelco de 180 grados en el cuadrante de la diplomacia de Bush jr. y la insistencia en instar a los gobernantes hemisféricos en relación a perseguir la corrupción, cancelado de visados a individuos señalados por los gobiernos envueltos en casos de manejos turbios de los recursos públicos, puede ser la señal clara de desprestigiar al sistema para sustituirlo por otro.

Otro que tiene su referencia cercana en la era de la II Guerra Mundial, cuando el presidente Franklyn Delano Roosevelt prefirió asfixiar las libertades públicas latinoamericanas por la seguridad absoluta que le aportaban los hombres fuertes provenientes de las barracas, que siguió a pie juntillas u sucesor, Harry Salomón Truman, el hombre de Nagasaky é Hiroshima y de la creación del Estado de Israel.

Ahora la coyuntura es otra, signada por la sustitución de las cañoneras del presidente Woodrow Wilson y los portaviones post-II Guerra Mundial, la era del portaviones ó portabien, y está signada por apabullamiento económico de los TLC, OMC, ALCA y muchas firmas más, para lo cual la profecía de Saramago adquiere una importancia y/0 vigencia trascendentes.