Programas educativos de Iglesia Episcopal reducen décifit aulas

La Iglesia Episcopal Dominicana deja escuchar su voz cristocéntrica y profética a través de sus diversos programas en las áreas de la educación y de la salud en lugares donde habitan personas necesitadas, tales como en los ingenios azucareros y barrios del Distrito Nacional y de las provincias del país.

De acuerdo a lo que explicó el obispo diocesano de la Iglesia Episcopal Dominicana, reverendo Julio César Holguín Khoury, el trabajo que realizan en materia educativa impacta en la actualidad a unos siete mil estudiantes en todo el país. Hay centros escolares de mucha demanda, como en el caso de La Romana, donde construyen con urgencia cuatro aulas. “Nuestros centros educativos, que van desde pagos mensuales de 200 pesos, dependiendo de las condiciones socioeconómicas, no tienen fines lucrativos sino más bien de aportar al sistema educativo nacional”, indicó.

En San Francisco de Macorís opera el centro educativo de básica El Buen Samaritano, que inició como un albergue infantil para asistir a niños desnutridos. Asimismo, en Monte Llano tienen el colegio Niño Jesús; en el ingenio Angelina, el colegio Santiago Apóstol y el centro educativo La Encarnación, de La Romana. Allí son remodeladas cuatro aulas de manera urgente, que se construyen en base a un préstamo.

Es que el obispo Holguín Khoury se queja de que cuando se toca las puertas del Gobierno difícilmente respondan y son tediosos los trámites burocráticos para cualquier tipo de ayuda. También destacó que en Puerto Plata tienen en funcionamiento el colegio Nido de Amor; en la capital, Santísima Trinidad y el maternal Sagrada Familia. Además, el colegio San Bernavé en Pizarrete, cercano a Baní; San Antonio de Padua, en Carretón y el Buen Pastor, en Las Flores de San Pedro de Macorís. Este último centro educativo lo inició la Orden de la Transfiguración.

Educación nombre maestros. El obispo dijo que en estos momentos tratan de negociar y llegar a un acuerdo con el Ministerio de Educación para que contribuyan con el pago de los salarios del personal docente y administrativo en por lo menos 14 de los 28 centros educativos construidos por la Iglesia Episcopal Dominicana. Tienen unos 500 maestros y personal de apoyo administrativo.

Por ejemplo, resaltó la necesidad del respaldo del Gobierno para que entre en funcionamiento el centro educativo del nivel medio en la comunidad de Carretón, ubicada entre Azua y Baní, para que los jóvenes de allí puedan cursar sus estudios de educación media. En ese centro hay unos 100 estudiantes de ese nivel pero falta el nombramiento de los maestros.