Prolonga alza WS plantea riesgo de una corrección

29_07_2015 HOY_MIERCOLES_290715_ Economía6 E

Las acciones de los Estados Unidos se mueven impulsadas por la menor cantidad de papeles en más de 15 años, un indicio de fatiga en un mercado alcista cuya duración ya rivaliza con todo lo sucedido desde la Segunda Guerra Mundial.

Más del 100% del aumento de este año del Índice Standard and Poor’s 500 es atribuible a dos sectores: salud y comercio minorista. Se trata del grupo más reducido para un avance anual desde por lo menos 2000, según datos que recopiló Bloomberg.

La variedad se ha desintegrado en un aumento que es ahora el tercero más prolongado desde 1940, lo que deja a los inversores expuestos luego de tres años sin una corrección de 10 por ciento.

A eso se suma que los dos sectores que sostienen el aumento de este año se negocian a más de 22 veces las ganancias anuales, una prima de 20 por ciento en relación con todo lo demás.

“Se ha pasado de un mercado que depende del sentimiento respecto del contexto macroeconómico a un mercado que depende de las perspectivas de una cantidad limitada de cuestiones individuales”, dijo Michael Shaoul, máximo responsable ejecutivo de Marketfield Asset Management, que tiene sede en Nueva York y administra US$5.000 millones.

La dependencia de cada vez menos compañías ha sido una característica de los mercados alcistas prolongados, sobre todo de la burbuja de Internet, cuando seis compañías de software y computadoras representaban el 55 por ciento del aumento del S&P 500 durante los 12 meses que llevaron a su culminación.

Apple, Google. Un grupo de acciones tecnológicas, muchas de las cuales figuran en la actualidad en los índices minoristas, retoman el papel.Los incrementos sumados de Amazon.com Inc., Apple Inc., Facebook Inc., Google Inc. y Netflix Inc. superan las del S&P 500 en 2015.

Esa dependencia se ha hecho evidente en esta temporada de cifras de ganancias.

Apple, que gana dos veces más que el S&P 500, más que cualquier otra compañía, desencadenó una liquidación en el índice el 22 de julio luego de decir que las ventas del iPhone sólo crecieron 35 por ciento el trimestre pasado.

Una semana antes, ganancias de Google mejores que las pronosticadas provocaron un aumento de 16 por ciento de las acciones, lo que hizo subir el S&P 500 a pesar de la caída del 72 por ciento de las empresas que integran el índice.

Días como ese han dejado una versión del S&P 500 que elimina valor de mercado y está por debajo del índice regular por primera vez desde 2012, el último año en que una declinación se acercó al 10 por ciento.“Hay escasez de crecimiento en el mercado”, dijo Aaron Clark, un administrador de cartera de GW&K Investment Management en Boston, que gestiona unos US$25.000 millones.