Promover la tecnología es vital para afrontar retos
de economía

http://hoy.com.do/image/article/59/460x390/0/DD7777A8-8B4E-4245-A927-45CC8A1418D8.jpeg

POR ALEIDA PLASENCIA
La promoción de nuevas tecnologías para transformar la capacidad productiva, el fortalecimiento institucional y la capacitación de recursos humanos, incluyendo el fomento a la formación sostenida de técnicos y profesionales informáticos, constituyen elementos vitales para afrontar los retos de la economía dominicana, de acuerdo a Kevin Manning y Julio Adames, expositores en un almuerzo ofrecido ayer por la Cámara Americana de Comercio.

Manning, presidente de la Cámara Americana de Comercio y Adames, hablaron en esos términos al exponer en un almuerzo-seminario de lanzamiento del Comité de Tecnologías de Información y Comunicación, celebrado en el Hotel Jaragua, donde estuvo como invitado de honor el presidente Leonel Fernández, quien pronunció un discurso sobre el modelo de la sociedad de la información.

Manning dijo que la Cámara Americana de Comercio cree que el mejor camino para alcanzar un crecimiento sostenido y hacer un país más próspero, es lograr el acceso a mercados ampliados y una mayor acumulación de capital a través de la inversión directa, tanto nacional como extranjera.

Igualmente, dijo, se requiere la incorporación de nuevas tecnologías y la diversificación y expansión de la capacidad productiva nacional “mediante la vinculación más efectiva con el mercado internacional y con nuestros socios comerciales principales”.

A su vez, Adames, quien preside el referido comité, expresó que este organismo tiene como objetivo promover la tecnología de la información y la comunicación, como la vía principal con que cuentan las organizaciones para transformar su capacidad productiva, mejorar su eficiencia, ser más transparentes y poder brindar un mejor servicio a los ciudadanos.

Hoy día, añadió, se reconoce que la inversión en tecnología constituye la espina dorsal de los fundamentos de la nueva economía basada en el uso intensivo del conocimiento.

Citó como otro objetivo, promover la aprobación de leyes y reglamentos necesarios para incentivar el clima de inversión en el sector tecnológico y fomentar el desarrollo electrónico.

En ese sentido puso el ejemplo de la necesidad de aprobar una ley de crímenes y delitos informáticos, a fin de lograr el desarrollo del comercio electrónico.

Se requiere, expresó, un plan estratégico que permita al sector productivo desarrollar una oferta de servicios tecnológicos, acordes con la visión país, en torno al desarrollo de sociedad de la información.

También citó entre los objetivos del comité, fomentar la tecnología sostenida de técnicos y profesionales informáticos, así como “recaudar fondos para otorgar becas tecnológicas a los mejores talentos de nuestras instituciones”.

Otro objetivo es, según explicó, organizar las ofertas de las empresas productoras de servicios de tecnología del país, para desarrollar estratégicamente un sector exportador de servicios tecnológicos hacia un nicho del gran mercado de los Estados Unidos.

Resaltó que hoy la República Dominicana es el mayor exportador de talentos (mano de obra altamente calificada) hacia los Estados Unidos.

“Somos la marca que mayor incidencia tiene en el mercado de las Grandes Ligas”, dijo.

El DR-CAFTA

Manning, a su vez, dijo en su discurso que el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR-CAFTA) proporcionará al país beneficios intangibles y significativos de altos retorno, tal como la creación de un clima de inversión directa más favorable, especialmente en los negocios orientados a la exportación.

Tras expresar la esperanza de que posiblemente en la semana entrante el Congreso de los Estados Unidos apruebe el DR-CAFTA, Manning dijo que confía en que los legisladores dominicanos lo ratificarán.

Según entiende, este acuerdo facilitará la transferencia de tecnología a través de la creación de lazos más fuertes con suplidores y clientes de los Estados Unidos.

Igualmente, dijo que proporcionará un mejoramiento las habilidades de la fuerza laboral dominicana.

“Esta inversión en tecnología y capital humano es crítica para poder competir en una economía global, y en cambio, sentará las bases para un futuro crecimiento económico sostenido”, dijo.