Propondrán Ley Alquileres facilite la solución conflictos

Propondrán Ley Alquileres facilite la solución conflictos

La Asociación Dominicana de Constructores y Promotores de Viviendas (Acoprovi) propondrá una nueva Ley de Alquileres para que los recursos generados por los depósitos vayan a un fondo para financiar la vivienda social y haga más expedito el proceso para solución de conflictos con usuarios de viviendas y locales comerciales.
Al participar en el Encuentro Económico de HOY, María Gatón, presidenta; Jorge Montalvo, primer vicepresidente; Erik Bueno, segundo vicepresidente, y Guido Rosario, vocal del gremio, afirmaron que el proyecto de Ley de Alquileres impediría que más familias puedan acceder al alquiler de una casa, ya que no protege los derechos del inquilino ni del propietario.
Gatón explicó que el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) y Acoprovi se proponen someter un proyecto de Ley de Alquileres que implicaría cambios al proyecto de ley sobre el tema que reposa en el Senado y que fue aprobado por la Cámara de Diputados.
Una de las enmiendas que se haría, dijo, es que los intereses de los depósitos de las viviendas se destinen a un fondo para la vivienda social y no al Banco Agrícola, porque no tiene sentido alguno.
Planteó que no es competitivo tener que agotar tres instancias judiciales para poder concluir un contrato de alquiler, sino que debe ser una sola, lo que sería un cambio muy positivo.
“Si el proceso es más corto y expedido, nosotros podríamos trabajar la vivienda social para alquiler, no la vivienda de bajo costo”, planteó Gatón.
Explicó que cuando se produce un atraso en el alquiler, los inquilinos depositan la mensualidad en el Banco Agrícola, lo cual es perjudicial para que Acoprovi pueda construir viviendas para alquiler.
Precisó que al no existir un mecanismo expedido para solucionar los conflictos que se generan en el alquiler de viviendas, los puestos de bolsa y el mercado de valores no quieren involucrarse en financiar las casas para alquiler.
En tanto, Guido Rosario dijo que el proceso para poder concluir un contrato de alquiler puede durar hasta ocho años, lo cual es contraproducente para el inversionista.
Erik Bueno planteó que la Ley de Alquileres no debe limitar la capacidad contractual, debido a que en el alquiler comercial se dan modalidades que no se producen en el residencial.
Jorge Montalvo dijo que en la ley actual se puede pedir el apartamento si llega el término del contrato o si va a ocupar el inmueble el propietario o un familiar directo, o por falta de pago.
Sin embargo, en el proyecto de ley aprobado en la Cámara de Diputasos le da la potestad al propietario de pedir su innmueble, cumpliendo los pasos que la ley establece, que es de tres meses para viviendas y seis meses para el área comercial.
El proyecto de ley, dijo, plantea un ajuste anual del alquiler. Explicaron que el mercado de viviendas para alquiler está limitado a la clase media, media alta y alta, porque el inversionista entiende que hay más seguridad.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas