Propone a jueces dimitir por edad

POR GERMAN MARTE
Los jueces de la Suprema Corte de Justicia deben retirarse, “sin que nadie se lo pida”, al cumplir los 75 años de edad, para permitir una mayor agilidad en la administración de la justicia, a juicio del coordinador general de Participación Ciudadana (PC), Alfonso Abreu Collado.

Explicó que cuando se nombraron los actuales jueces de ese tribunal, ya estaba establecido en la Ley de Carrera Judicial, que al cumplir los 75 años de edad, se deberían retirar.

“Sin embargo, la Suprema Corte interpretó y así lo decidió, que esto no se aplicara a los actuales jueces, porque cuando se aprobó la ley estableciendo el retiro obligatorio a esa edad, ya ellos estaban nombrados”, expresó Abreu Collado, quien dijo respetar esa interpretación de los jueces.

Agregó, empero, que las personas que llegan a esa edad (75 años) – y algunos magistrados de la Suprema ya sobrepasan ese límite –  deberían dejar el puesto.

“Debería salir de ellos mismos, renunciar para dar paso a personas más jóvenes que tengan una mayor capacidad de trabajo, que le puedan dedicar más energía a la justicia”, añadió.

El viernes pasado la Fundación Institucionalidad y Justicia (FINJUS) también planteó la necesidad de “desconcentrar el poder de la Suprema Corte de Justicia” y que sean sustituidos los jueces de más de 75 años de edad, como dice la Ley de Carrera Judicial.

 De acuerdo con FINJUS, la actual estructura de la SCJ no garantiza eficiencia en la toma de decisiones del más alto tribunal de la República.

En esa misma tesitura, Abreu Collado subrayó que, precisamente, uno de los cuestionamientos que se le hacen al Poder Judicial es la inercia, la lentitud con que trabaja y el retardo en llegar a conclusiones y aplicar sanciones.

“Yo creo que una persona de más de 80 años no puede dedicar tantas horas de trabajo como una más joven, además eso obstaculiza la carrera judicial”, insistió el vocero de PC.

Abreu Collado añadió que los sustitutos de los magistrados, que deberían renunciar por lo avanzado de su edad, tienen que ser jueces de carrera, para que no ocurra como en otras ocasiones, “cuando el Consejo Nacional de la Magistratura ha traído personas de fuera por arreglos de tipo político”, sino que se aplique la Ley de Carrera Judicial.

De acuerdo con Abreu Collado, los actuales jueces de la Suprema Corte son magistrados idóneos, a los que no se les ha hecho ningún cuestionamientos de tipo moral, ni ético, “pero a determinada edad la energía para el trabajo no es la misma”.

Puntualizó que ese es el espíritu de la ley, que la gente se retire a cierta edad para disfrutar un descanso merecido y que les dé paso a otros que tengan tiempo para dedicarse con mayor energía al ejercicio de aplicar  justicia que es un trabajo muy serio y pesado.