Propone alianza para aumentar exportaciones

http://hoy.com.do/image/article/193/460x390/0/7E551135-CBFA-48C4-993B-AC028ECA009B.jpeg

JUAN DOLIO.- El secretario de Agricultura, Amílcar Romero, propuso ayer una alianza estratégica entre el Gobierno y los productores, donde el Estado sea el instrumento facilitador y normativo y el sector privado aporte los recursos para lograr una agropecuaria competitiva y República Dominicana aumente su liderazgo en los mercados internacionales.

Romero destacó que Santo Domingo está considerada como la capital del mejor tabaco del mundo y el país es reconocido como el mayor exportador de banano orgánico a Europa, así como líder en la venta de cacao orgánico.

Señaló que el sitial que tiene el tabaco en el mundo, “ha sido precisamente porque ha habido un empeño de parte del sector privado, con las facilidades que ofrece el Estado, con regulaciones y  normas, para que el puro dominicano sea considerado como único por su calidad.

“Nosotros tenemos también un sitial preponderante en el banano orgánico, el cual  representa el 90 por ciento de las exportaciones hacia el exigente mercado de la Unión Europea”, afirmó Romero.

Sostuvo que esto arrastra a su vez todos los demás cultivos nacionales por la cultura que se ha creado de que República Dominicana tienes condiciones, higiene y calidad para producir rublos de origen orgánico.

Cito como ejemplo, que de las 12 mil toneladas de cacao orgánico que se exportan al mundo, 8 mil proceden de los campos dominicanos.

El secretario de Agricultura hizo la propuesta al hablar en la clausura del VII Encuentro Nacional de Dirigentes del Sector Agropecuario, en el cual representó al presidente Leonel Fernández.

En la actividad, celebrada en el hotel Capella de Juan Dolio, estuvieron presentes los miembros del Gabinete Agropecuario oficial, entre estos, el administrador del Banco Agrícola, Carlos Segura Fóster; el director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI); el director del Instituto Agrario Dominicano (IAD), Salvador (Chío) Jiménez y el director del Instituto Nacional de Estabilización de Precios (INESPRE), José Francisco Peña Guaba, entre otros.

En el encuentro, organizado por la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD), participaron dirigentes de las asociaciones de ganaderos, avicultores, porcicultores, caficultores y cacaocultores, así como representantes del sector arrocero privado y de la Reforma Agraria.

El secretario de Agricultura valoró el aporte que hace el sector agropecuario en la creación de empleos directos al crear más de medio millón de plazas de trabajo, por encima de sectores tan dinámico de la economía como el turismo y la zona franca.

Explicó que el sector genera unos mil millones de dólares anuales por concepto de exportación de productos no tradiciones y orgánicos.

Tras hacer una relación entre la generación de empleo que genera la inversión en el sector de zona franca y el agropecuario,  Romero sostuvo que por cada millón de dólares que entra producto de las exportaciones, en el sector agrícola se crean 493 plazas de trabajo.

Sin embargo, dijo que esa misma inversión en zona franca no llegan a los 175 empleos directos.

Igualmente, el funcionario destacó que en el país ingresan anualmente cerca de tres millones de turistas, lo que dijo representa una gran oportunidad para vender productos agrícolas sin que haya que exportarlos, indica una nota de Información y Relaciones Públicas.

Asimismo, dijo que hay que producir alimentos para satisfacer las necesidades de 8.5 millones de dominicanos, y que si a esto le agregamos la potencial demanda de los cerca 8 millones de haitianos, tendríamos un mercado de casi 20 millones de consumidores.

 “Entendemos que tenemos una gran responsabilidad para producir y mantenerlo en el mercado interno”, expresó Romero.

Sostuvo que la misión del gobierno del presidente Leonel Fernández y de sus funcionarios es crear las condiciones para que haya una participación del sector privado, junto al Estado, para mantener una inversión internacional, creciente cada vez más, que contribuya al desarrollo del país.

 “Crear un clima donde las condiciones de los productores se mantenga y que no haya ningún tipo de incertidumbre que amenace sus unidades productivas”, expresó.