Propone autos y camionetas puedan comunicarse entre ellos

15_12_2016 HOY_JUEVES_151216_ Economía2 E

El Gobierno de Estados Unidos acaba de proponer que todos los autos y camionetas de nueva fabricación puedan comunicarse inalámbricamente entre ellos, así como con los semáforos y otra infraestructura vial, a fin de reducir drásticamente las muertes en el tráfico y transformar la manera de manejar un vehículo automotor.

Las comunicaciones vehículo a vehículo —V2V por su acrónimo en inglés— permiten a los autos transmitir información como su velocidad, dirección y otros datos 10 veces por segundo. De esta manera, por ejemplo, un auto puede detectar a tiempo cuando otro vehículo está haciendo una maniobra riesgosa —como pasar un semáforo en rojo, frenar bruscamente o cambiar drásticamente de carriles— para que el conductor evite un choque.

Según una propuesta presentada esta semana por el Departamento de Transporte, la tecnología tiene el potencial de prevenir o mitigar la gravedad de hasta el 80 por ciento de las colisiones que no implican que un automovilista conduzca bajo el efecto de alcohol o drogas, dijeron las autoridades. Los fabricantes de automóviles y el gobierno han estado trabajando juntos desde hace más de una década para desarrollar y probar esta tecnología. La propuesta del Departamento requiere que los sistemas V2V “hablen el mismo idioma” por medio de los mensajes estandarizados que han desarrollado el gobierno y la industria automovilística.
La propuesta busca que el 50 por ciento de los vehículos nuevos tengan la tecnología en los dos años posteriores a que se emitan las reglas finales y que el 100 por ciento de los vehículos la tengan dentro de cuatro años.
Tomaría varias décadas para que todos los vehículos la tengan integrada, pero ese proceso podría acelerarse si —como se espera— se desarrollan dispositivos para que los automovilistas puedan agregar la V2V a los autos más antiguos.

Por separado, la Administración Federal de Carreteras (FHWA, por sus siglas en inglés) planea emitir pautas que ayuden a los planificadores de transporte a la integración de la tecnología inalámbrica de dos vías en la infraestructura vial, como en semáforos, señales de parada y zonas de obras.