Propone diálogo tema haitiano

POR LOYDA PEÑA
El vicario de la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Santo Domingo, padre Domingo Legua, propuso ayer un diálogo con autoridades, legisladores, políticos, grupos sociales y las iglesias, para buscarle solución al problema de los indocumentados haitianos.

Entiende que eso no puede verse solamente desde la óptica política, sino también desde el punto de vista legal y humano, por tratarse de personas que en su mayoría han estado trabajando en la República Dominicana durante 20, 30 y hasta 50 años, en el corte de la caña.

Consideró como injusto que después de ese tiempo colaborando con la economía del país, los haitianos continúen aquí como extranjeros en régimen de tránsito, “sin una cédula, una identificación ni nada”.

El prelado habló para HOY luego de una visita que giró al presidente de la Junta Central Electoral (JCE), doctor Luis Arias, junto al padre Christopher Harley, quien pastorea en Los Llanos de San Pedro de Macorís, para tratar la problemática.

“Vinimos a hablar, a plantear el problema de los indocumentados haitianos y a tratar de crear una plataforma, una mesa de trabajo a ver cómo se busca una vía de solución a ese problema que se va agrandando y que nos genera más miseria, más pobreza”, subrayó el Vicario de la Pastoral Social.

DEPLORA VIOLENCIA 

Por su parte, el padre Harley, consideró como “gravísimo” los incidentes ocurridos en los varios pueblos de la región fronteriza, y pidió a las autoridades ceñirse a la legalidad y respetar el derecho que le asiste a los nacionales haitianos.

Afirmó que la multiplicación de los haitianos en el país obedece a que la mayoría de los trabajadores que se traen a los campos de caña son jóvenes en edad reproductiva.

“Un país que permite que la presencia de extranjeros indocumentados se multiplique, se está haciendo daño así mismo, y quienes están trayendo esas personas, son empresarios azucareros con la complicidad del Estado”, agregó el padre Harley.

Reveló que en lo que va de año más de 30,000 haitianos en edad reproductiva han sido traídos a la República Dominicana, con lo cual dijo, la abundancia de niños indocumentados a lo largo de toda la geografía nacional se quintuplicará.

“Cuanto antes las fuerzas de seguridad del Estado, la Dirección de Migración y la Secretaría de Interior y Policía pongan orden aquí dentro e impidan el tráfico de personas por la frontera, y se legalice o se ordene la situación de los haitianos indocumentados, creo que será beneficioso para el país”, puntualizó diciendo el padre Harley.