Propone transferir subsidios a generación energía

El director general del Centro de Desarrollo y Competitividad Industrial (Proindustria), reiteró su propuesta de que  la deuda que tiene el gobierno con los generadores de electricidad sea pagada antes de  la presentación de un plan de conversión de las generadoras a otra plataforma de generación más barata.

“Es decir que para la deuda de casi $500 millones con los generadores se hiciera un plan de pago y que ese dinero que ellas iban a recibir lo utilizaran para convertir sus plantas a una generación mucho más barata”, explicó el funcionario.

Al ofrecer una rueda de prensa en la sede de Proindustria, Rubén Bichara explicó que se elimine el subsidio al sector eléctrico y en cambio se subsidie la producción y el origen de la generación. Y que con el ahorro y parte de la producción que tiene el Estado en su poder se cree la bolsa energética competitiva.

Bichara insistió que subsidiar el origen es una medida que permite controlar y atenuar  el impacto de los acuerdos de Madrid en torno al problema eléctrico.  Dijo que con ese ahorro producto del subsidio en el origen, podría crearse una bolsa de energía competitiva que premiara las exportaciones, la producción y la generación de empleo. 

El funcionario sostuvo que el incremento de esos tres elementos, que son los pilares de un país subdesarrollado, sería las tres llaves que darían acceso a la bolsa energética competitiva producto del ahorro que generaría un subsidio en el origen al Estado. Añadió que esta iniciativa es una reiteración de propuesta que ha esta haciendo Preindustria como una forma de buscar alternativas al problema energético.   

“Añadimos la competitividad a esta propuesta porque la competitividad no puede esperar, tiene que haber un paréntesis de corto plazo inmediato en lo que se busca la solución definitiva al problema”. Proindustria había anunciado la propuesta sin la competitividad, como se hizo ahora.

Propuesta del Conep

Con relación a la propuesta que hiciera el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Bichara la valoró como buena, al señalar que tiene dos elementos positivos. Uno es que busca solucionar un problema que es de todos y, el segundo, que la propuesta no solamente pide soluciones, sino que es parte de esa solución. En tal sentido llamó a ambos sectores a dialogar para analizar las propuestas.