Proponen reformas estructurales y fiscales

POR SOILA PANIAGUA
El presidente de la Cámara Americana de Comercio dijo ayer que el país tiene que implementar una serie de reformas estructurales, fiscales y económicas, para poder allanar el camino hacia un crecimiento económico sostenible que beneficie todos los sectores.

Kevin Manning habló en el almuerzo mensual de la Cámara Americana de Comercio, que contó con la presencia de Hans Hertell, embajador de Estados Unidos en la República Dominicana, quien disertó sobre “El DR-CAFTA: Por un futuro prometedor.”

Manning dijo que existen una serie de reformas que el país necesita para poder moverse hacia delante.

Entre esas reformas citó la aprobación de una legislación clave que tiene que ver con la ley de competencia, arbitraje internacional, reforma de aduanas y resolver los asuntos agrícolas transversales que coartan las exportaciones dominicanas.

También, el fortalecimiento y modernización del marco legal y organizacional de las instituciones gubernamentales que tienen la responsabilidad de administrar e implementar el acuerdo, incluido entrenamiento profundo y a tiempo del personal relevante.

Otra sería el diseño y la implementación de un proyecto de facilitación del comercio, enfocado sobre la transformación de la administración de aduanas y establecer sistemas de información efectivos y transparentes para agilizar el flujo de bienes.

Manning apoya la implementación de proyectos de desarrollo de cluster más amplios y sostenibles, para incentivar el desarrollo orientado a las exportaciones.

Resaltó la importancia de hacer una reforma fiscal que elimine distorsiones e incentive las exportaciones y la inversión, y que compense la pérdida de ingresos de comercio exterior debido a la implementación del DR-CAFTA.

“Todas estas medidas son elementos esenciales para la transformación y modernización de la economía, con o sin un acuerdo de libre comercio”, dijo.

Consideró que la ratificación del DR-CAFTA requerirá varias de esas reformas y acelerará la adopción del resto.

“Por lo tanto, exhortamos a la pronta ratificación del acuerdo, tanto en el Congreso dominicano como en el estadounidense”, puntualizó.

Dijo que el proceso de reforma no será fácil y que requerirá de tiempo y de recursos.

“Afortunadamente, los países signatarios del acuerdo de libre comercio reconocen el alcance y la magnitud del reto y proveyeron un mecanismo para canalizar asistencia a las áreas prioritarias”, dijo.

Esto está contemplado en el capítulo del DR-CAFTA que tiene que ver con la Construcción de las Capacidades Comerciales, conocido como Trade Capacity Building”, explicó.

Los gobiernos de la República Dominicana y los Estados Unidos, en colaboración con el sector privado y la sociedad civil, dijo, necesitan enfocarse urgentemente en el diseño y la implementación de un plan nacional de acción para la Construcción de las Capacidades Comerciales.

“En adición al fortalecimiento de las instituciones y a la reforma de políticas, el plan debería enfocarse específicamente sobre la transformación y diversificación de las capacidades productivas del país, de forma tal que permita tomar completa ventaja de las oportunidades presentadas por el acuerdo en una mercado global”, resaltó.

Agregó que para República Dominicana el CAFTA será el mapa ruta hacia una prosperidad equitativa basada en una economía de mercado moderna y competitiva.

Al citar al doctor Roberto Rigobon, profesor de economía del Instituto Tecnológico de Massachusetts, Manning, manifestó que la ratificación e implementación del DR-CAFTA es un paso importante y esencial en el desarrollo económico de la República Dominicana.

Refirió que los acuerdos de libre comercio no son la panacea para los múltiples retos que enfrentan los países en desarrollo.