Proponen Senado ratifique a Roberto Rosario como presidente de la Junta Central Electoral

Roberto Rosario en rueda de prensa.
Aracelis Mena
Roberto Rosario en rueda de prensa. Aracelis Mena

El Ateneo Dominicano propuso ayer al Senado la ratificación del doctor Roberto Rosario, quien preside la Junta Central Electoral (JCE), por otros cuatro años como miembro de la institución encargada de organizar y dirigir los procesos comiciales.

La inscripción de la candidatura del doctor Rosario fue formalizada por una comisión de la entidad cultural, encabezada por su secretario general, señor Guido Amparo.

La propuesta del doctor Rosario se produce en circunstancias en que es vapuleado por la oposición política, que lo acusa de irregularidades en las elecciones pasadas y, además, luego de que el Consulado de los Estados Unidos le retirara el visado.
El Ateneo Dominicano es una institución fundada el 26 de octubre de 1907 en la ciudad de Santo Domingo.

Entre sus objetivos figura elevar el nivel cultural de los dominicanos a través de la lectura, disertaciones, discusiones científicas y otras actividades afines.

Rosario lleva dos períodos como presidente de la JCE, uno de cuatro años y el último, de seis, para un total de 10 años.

Evaluación. Por otro lado, tras concluir las entrevistas a 11 de los más de 90 aspirantes a miembros de la JCE, el presidente de la comisión especial del Senado que hace las evaluaciones, senador Dionis Sánchez, declaró ayer que el proceso marcha con normalidad, al tiempo que convocó para continuar el lunes próximo a las 3:00 de la tarde.

Impugnación. Entretanto, el dirigente político Guido Gómez Mazara impugnó la propuesta del doctor John Newton Guilliani Valenzuela, en razón de que, según advierte al Senado, ese funcionario cobraba una pensión de la JCE siendo juez del Tribunal Superior Electoral (TSE).

En carta al presidente y demás miembros de la comisión, Gómez Mazara advierte que de cristalizarse la elección de Guilliani Valenzuela, su silencio podría calificarse de complicidad.

Transparencia. Tras destacar que la transparencia es la regla de la convivencia democrática, el dirigente político depositó ante la comisión certificaciones tanto de la JCE como de la Tesorería Nacional y del TSE, de los meses presuntamente cobrados por Guilliani Valenzuela como pensionado de la institución encargada de organizar las elecciones.

Escándalo. Significó que se trata de beneficios recibidos que constituyen piedra de escándalo y materia prima, para descalificar desempeños que deben estar apegados a la decencia.

Sobre el particular, el presidente de la comisión especial, senador Dionis Sánchez, expresó que el ejercido por Gómez Mazara es un derecho que respeta, “pero nosotros no tenemos nada qué opinar con relación a esa parte”.

Informó que la comisión entrevistó ayer a los 11 postulantes durante tres horas.

Prórroga. Sobre la prórroga del plazo de recepción de expedientes de aspirantes, propuesta por el senador Amable Aristy Castro, el legislador informó que ese tema será tratado en la reunión del lunes próximo.

Sánchez, quien es vicepresidente del Senado, dijo que durante las entrevistas se conversó con personas de diversas capacidades que podrían aportar bastante, de ser escogidos como miembros de la JCE.

Evaluados. Los 11 evaluados ayer fueron Ysócrates Andrés Peña Reyes, propuesto por el Consejo Regional de Desarrollo; Ángel M. María, por el Movimiento Integridad Popular (PORMI), y Olga Haché Rodríguez, propuesta por el Foro Nacional de Mujeres de Partidos.

Asimismo, de manera personal, Ramón Osiris Morla Cornielle, Jaime Martínez Durán, José Alejandro Ayuso, Raquel Dolores Popoteur Vilorio y Ramón Antonio Lantigua Laureano.

También, Román Andrés Jáquez Liranzo, propuesto por la Fundación Justicia y Transparencia; Marcos de Jesús Colón Arache, propuesto por la Iglesia Evangélica y Misionera Jehová Kadosh; Alejandro Bonifacio Torres, por la Fundación Desarrollo y Medio Ambiente La Puya (Fundemapu).

Al opinar sobre el proceso, el aspirante José Alejandro Ayuso respondió a los periodistas que tiene la vocación de servicio y las condiciones requeridas para ser miembro de la JCE.

Expresó que aunque formalizó personalmente su propuesta, manifestó que cuenta con muchas entidades de la sociedad civil que respaldan sus aspiraciones. Añadió que cuenta además con experiencia en organización política.