Proponen un nuevo impuesto al consumo en Estados Unidos

e9

WASHINGTON. Los comités del Congreso a cargo de una posible reforma contributiva en Estados Unidos examinan la posibilidad de optar por un nuevo impuesto federal al consumo, como el de Valor Añadido (IVA), según el periódico The Wall Street Journal.

Hay muy pocas esperanzas de que se logre un acuerdo en esta sesión del Congreso, pero los comités de Finanzas del Senado, y Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes tienen bajo examen varias alternativas para cambiar el sistema contributivo federal, con la idea de que esté más dependiente de un IVA, o un típico impuesto sobre las ventas, que de las contribuciones sobre ingresos.

Una de las propuestas que está sobre la mesa fue hecha por los senadores republicanos Marco Rubio (Florida) y Mike Lee (Utah).

Muchos republicanos, según un funcionario legislativo que cita el diario, pero no identifica – están convencidos de que tendría “beneficios económicos” mover el sistema contributivo federal de uno basado en los recaudos por las contribuciones sobre ingresos a uno dependiente de los impuestos sobre el consumo.

Entre esos está el copresidente del grupo de trabajo del Comité de Finanzas que está a cargo de revisar el sistema contributivo para las empresas, el republicano John Thune (Dakota del Sur). Pero, también está inclinado a la idea el otro copresidente del grupo, el demócrata Ben Cardin (Maryland). “Se hace muy difícil un camino político para lograr” una reforma contributiva, dentro de la estructura actual”, según Cardin.

El movimiento hacia un sistema contributivo basado en el consumo “es parte de las discusiones”, sostuvo Cardin. Además, los presidentes del Comité de Finanzas del Senado, el republicano Orrin Hatch (Utah), y del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara baja, Paul Ryan (Wisconsin), están abiertos a discutir los méritos de ese tipo de propuestas.

Desde la última década, el Congreso intenta sin éxito una reforma de su sistema contributivo. El Comité de Finanzas del Senado tiene previsto presentar en mayo un listado de posibles cambios. Hasta el momento, la Casa Blanca no ha hecho comentarios sobre las propuestas dirigidas a crear un impuesto federal general sobre el consumo.