Protestas de dominicanos y haitianos en Miami por conflicto migratorio

haitianos protestan en Miami

Miami.  Grupos de dominicanos y haitianos realizaron protestas paralelas este miércoles en Miami ante el conflicto migratorio que enfrenta a los dos países y que ha dejado a miles de personas ante la posibilidad de ser deportadas de República Dominicana.

Con banderas dominicanas y pancartas que decían “Respeten nuestra Constitución”, medio centenar de personas manifestó frente al consulado dominicano en el centro de Miami, Florida (sureste de EEUU), para defender las leyes migratorias de su país y rechazar “las mentiras” del gobierno de Puerto Príncipe sobre supuestos maltratos.

Del otro lado de la calle, entonando eslóganes como “Abajo el racismo” y “Somos uno”, una veintena de haitianos denunció la violación de derechos humanos contra personas desplazadas o que podrían ser deportadas.

El conflicto comenzó en 2013, cuando el Tribunal Constitucional dominicano decidió que los niños de padres extranjeros en tránsito no tenían derecho a la nacionalidad dominicana, lo que convirtió, de facto, en apátridas a más de 250.000 personas, sobre todo hijos de padres haitianos.

Ante la presión internacional, Santo Domingo implementó un plan nacional de regularización de extranjeros, que benefició a más de 50.000 personas, pero la mayoría de los indocumentados no pudo finalizar el procedimiento y corren el riesgo de ser deportados.

Ambos países comparten la isla caribeña de la Hispaniola.

“El contribuyente dominicano le exige a su presidente de que sí actúe, de que ya comience la deportación de los ilegales como hacen Estados Unidos, la Unión Europea”, dijo a la AFP Joaquín Liriano, de la Coalición Dominicana de la Florida, al aseverar que su país ha sido generoso con los haitianos, sobre todo después del devastador terremoto de 2010.

“Es una grave injusticia. Dominicanos (de ascendencia haitiana) y migrantes haitianos han dado su sangre en República Dominicana por generaciones y son tratados peor que animales.

Es tiempo de que la comunidad internacional le diga no a República Dominicana, no a la limpieza étnica”, replicó Marleine Bastien, activista de la comunidad haitiana en Miami, la más grande de Estados Unidos con 200.000 personas.