Protestas en defensa del Tibet
aumentarían presión a China

http://hoy.com.do/image/article/138/460x390/0/890ED688-427C-46ED-ACCB-8D1A8EDA680D.jpeg

LONDRES. AFP.- La repercusión de las manifestaciones de respaldo a Tíbet al paso de la llama olímpica por Londres y París podría conducir a los dirigentes occidentales a mostrarse más severos con China, al menos hasta los Juegos Olímpicos de París, estimaron analistas el martes. 

Después del fiasco del relevo en París, el ministro francés de Relaciones Exteriores, Bernard Kouchner, reconoció que las manifestaciones del lunes en la capital “complican la tarea” del presidente francés Nicolas Sarkozy.

 Las otras grandes naciones olímpicas que reciben el relevo de la llama, como Gran Bretaña el domingo, o Estados Unidos ayer martes, se encuentran en una posición delicada ante la magnitud de estas protestas.

 “Lo que sorprendió a los gobiernos occidentales es el nivel de organización de las asociaciones de defensa de Tíbet y el apoyo que tienen (en la opinión pública), dijo a la AFP Lawrence Saez, de la Escuela de Estudios Orientales y Africanos de Londres.  Las grandes capitales occidentales no esperaron las recientes manifestaciones para criticar las violaciones de los derechos humanos en China o la represión en Tíbet, pero el caótico recorrido de la llama dio un nuevo relieve a esas cuestiones, según este analista.  “Ahora el tope está muy alto. El relevo de la llama se ha convertido en un acontecimiento”, estimó por su parte el profesor James McKay, de la Universidad de Durham (norte de Inglaterra). “Los Juegos Olímpicos son un arma de doble filo, dan una visibilidad mundial, pero implican riesgos de protestas”.

 Para tratar de conservar sus buenas relaciones –sobre todo económicas– con el gigante chino, al tiempo que muestran que escuchan a su opinión pública, Estados Unidos y Gran Bretaña podrían adoptar públicamente una posición más dura ante China, sin dejar de participar en la ceremonia de inauguración o la de clausura de los Juegos Olímpicos, señalaron dichos expertos. El primer ministro británico Gordon Brown como el presidente  Bush separaron cuidadosamente deporte y política, lanzando numerosos llamados a un diálogo entre China y el Tibet.

Antecedentes

Hechos más recientes

2006

China enlaza Pekín con Lhasa, capital del Tíbet, a través de la línea de tren de más altitud del mundo.

2007

Pekín establece una ley por la que las reencarnaciones de Buda sin autorización serán consideradas ilegales.

Marzo 2008

600 monjes se manifiestan en Lhasa contra la represión china.