Proyecto plantea parqueos y puerto para la playa Bayahíbe

bayahibe

En el área de la playa de Bayahíbe se prevé la construcción de cuatro grandes estacionamientos y un puerto deportivo a fin de quitar presión a ese importante balneario de la región Este, afectado por la presión de un gran número de barcos y turistas lo que ha provocado el deterioro de sus recursos.
De acuerdo al proyecto “Regeneración de Playas” que el Ministerio de Turismo ejecutará en el 2017, desde Bayahíbe zarpan muchos barcos que transportan a los turistas a la isla Saona y les lleva a realizar diversas actividades acuáticas.
Y ante la falta de una infraestructura para el atraque y desatraque de barcos, así como el embarque y desembarque de los pasajeros hace que los buques tengan que llegar hasta la playa y permanecer varados en ella, o bien fondear en las zonas próximas con el consiguiente deterioro de la zona de pasto y arrecifes.
Además el alto tránsito que genera la actividad turística, ha provocado que el terreno de la playa seca se encuentre muy compactado en una amplia zona.
“De este modo la funcionalidad de la playa desde un punto de vista de la dinámica sedimentaria está limitada”, se establece.
Otro daño es la erosión debido a las construcciones que impiden la continuidad de la playa y el movimiento sedimentario en la misma.
“Existe una alta presión de usos en la playa. Esta se debe a la falta de planificación en cuanto a la instalación de infraestructuras fijas y desmontables”, señala el proyecto en el que se destaca que muchas intervenciones se llevan a cabo sin Evaluaciones de Impacto Ambiental (EIA) que puedan indicar la vulnerabilidad de los espacios.
Advierte que esta situación provoca un uso insostenible de las playas.
A los citados daños se suman numerosos afloramientos rocosos a nivel submarino y en zonas rocosas en la línea de playa con importante presencia de pasto marino en superficie “que supone un factor limitante para la funcionalidad de uso turístico de la playa”.
Las soluciones. Las zonas de parqueos para autobuses estarán en una área de 4,000 metros cuadrados. Los pavimentos de estas plazas de aparcamiento serán ecológicos o de tipo “verde”, respetuosos con el entorno natural de la playa ya que son permeables.
Además se construirá un dique rompeolas de unos 260 metros para el puerto deportivo con siete líneas para el atraque de embarcaciones deportivas de esloras desde los 10 a los 30 metros. En total el puerto tendrá una superficie de agua de 48,400 metros cuadrados.
Otro de los problemas en la zona es la carencia de servicios y equipamientos en playa por lo que se colocarán papeleras, tres torres de vigilancia, pasarela de madera y duchas.
Además se reubicará el cementerio antiguo existente en la línea de costa. “Esto genera una impresión negativa sobre los turistas, y desde el punto de vista de la salubridad no es muy positivo”.
El cementerio será ubicado en una zona del interior para recuperar el espacio que ocupa actualmente en la playa seca.