Proyecto Residuos Sólidos perimió y vuelven a salvarlo

Sesion Camara de Diputados, Radhames Camacho. Hoy/Fuente Externa 25/9/18
Sesion Camara de Diputados, Radhames Camacho. Hoy/Fuente Externa 25/9/18

El proyecto de Ley General de Gestión Integral y Coprocesamiento de Residuos de la República Dominicana perimió en el Senado de la República durante la pasada legislatura, por lo que ayer no puso ser aprobado en la Cámara de Diputados y sus proponentes, David Herrera Díaz, Ana Mercedes Rodríguez y Santo Ynilcio Ramírez, tuvieron que volver a reintroducirlo en la cámara baja.
La pieza tuvo un prolongado debate y fue enviada a la Comisión Permanente de Medio Ambiente para que rinda un informe final en una semana.
En diciembre del año pasado, los diputados aprobaron -en segunda lectura- el proyecto de Ley de Gestión Integral y Coprocesamiento de Residuos Sólidos, pero los senadores ni siquiera discutieron el informe del marco legal que -por primera vez le permitirá al Poder Ejecutivo recaudar fondos con el negocio de la recogida de basura, eliminar 14 vertederos a cielo abierto que existen en el país y garantizar a los empresarios que sus inversiones en el sector no se vean afectadas con el cambio de un Gobierno. Eliminará los residuos sólidos en vertederos improvisados en cinco años.
El presidente de la Comisión de Medio Ambiente, Francisco Matos, precisó que la semana pasada se procuró declararla de urgencia para conocerla, pero se quedó sobre la mesa, debido a que en el hemiciclo no hubo el quórum de las dos terceras partes de diputados requerida para aprobar la iniciativa. El proyecto de Ley que modifica el artículo 21 de la Ley 176-07, del Distrito Nacional y los Municipios, también perimirió en el Congreso y su proponente, diputado Radhamés González, tuvo que volver a someterla. En tanto, el diputado Robinson Díaz, del PRM, solicitó a la Cámara de Diputados crear una comisión especial para que investigue la denuncia del periodista Marino Zapate, sobre tres contratos que el exministro de Obras Públicas y candidato presidencial, Gonzalo Castillo, habría entregado de manera irregular.