PRUEBA
Chevrolet Optra: Nominado para el liderazgo

http://hoy.com.do/image/article/235/460x390/0/2A4DA6B7-0CBF-404B-87E8-7A8776DF021D.jpeg

POR MAURIZIO FRIGATI
El notable desarrollo y crecimiento de ventas en el segmento compacto de la marca Chevrolet en nuestro país no obedece a la pura casualidad. Tiene una fuerte base de fondo que se hace muy evidente en sus nuevos vehículos.

El Optra es uno de ellos. Un automóvil muy interesante que va más allá de la etiqueta de su precio, que por si solo ya es un argumento sólido sobre la mesa de sus principales competidores. Para no ir muy lejos, nuestra unidad de prueba cuesta 17,500 dólares en su versión full.

Normalmente quien adquiere autos compactos está acostumbrado a sacrificios. A menudo el diseño, el espacio o las prestaciones no son tan importantes a la hora de analizar el costo. Entonces prefieren sacrificar condiciones por conseguir un vehículo que cumpla con su economía. Muchos aceptan bajar el nivel de confort apuntando a modelos pequeños y de limitado espacio, otros sacrifican el placer de lo bello.

Pero ahora existe una honrosa excepción en el mercado: el Chevrolet Optra, un modelo que ha sido diseñado por la firma más popular del universo, el italiano Pininfarina. El Optra instala una planta motriz de extraordinaria calidad, la alemana Opel, y plantealo es su habitáculo, y es allí donde el Optra se lleva el mayor galardón. El interior es grande, con mucho espacio disponible, y con un confort superior a la media.

Los asientos son cómodos y están tapizados en una tela de buena calidad. La posición de manejo es optima y la justa postura se encuentra con facilidad.  Los amplios asientos permiten dominar muy bien los extremos del auto, facilitando los parqueos y el movimiento en vías estrechas. Los materiales plásticos utilizados para el tablero y los paneles son resistentes y agradables al tacto.

En cuanto a accesorios dispone de cierre centralizado, vidrios delanteros eléctricos y equipo de sonido AM/FM/CD. En cuanto a comodidad para los acompañantes, nos encontramos ante uno de los mejores de su clase en espacio para piernas, codos y cabeza.

Qué mecánica

El propulsor de origen alemán de 1,6 litros, alcanza una potencia máxima de 109 caballos y un torque motor de 150 Nm. Más que suficiente para desplazar el Optra con soltura y suavidad. El consumo promedio declarado por la marca es de 46 km por galón. La estabilidad en curvas es la adecuada y el manejo en ciudad es suave. En autopista a altas velocidades el comportamiento es estable, y aún cuando apuramos frenadas o virajes rápidos, el Optra siempre nos ha brindado seguridad y aplomo. La transmisión es automática de cuatro velocidades y electrónicamente controlada.

La suspensión delantera es independiente tipo MacPherson, mientras que la trasera es de brazos longitudinales.

En Resumen

Con el Optra, Chevrolet se encuentra cabeza a cabeza con los mejores modelos del segmento compacto, y por lo que apreciamos, con muchas posibilidades de quedarse con el liderazgo.

Chevrolet Optra

Nominado para el liderazgo
Características Técnicas
Motor tipo       4 cilindros, 16 Válvulas, DOHC
Desplazamiento            1598 CC
No. Cilindros   4 en línea
Alimentación    Inyección electrónica  multipunto
Compresión     9.5 : 1
Potencia           109 CV a 5800 rpm
Torque 150 Nm a 3600 rpm
Tracción          Delantera
Cambio   Automático de cuatro  velocidades
Dirección         Hidráulica
Suspensión Delantera   McPherson
Suspensión Trasera     
Brazos  longitudinales
Frenos delanteros        Discos
Frenos traseros            Tambor
Frenos sistema Hidráulicos con ABS
Dimensiones     4515x1725x1440 mm. Largo/alto/ancho
Peso    2600 Lb
Neumáticos      185/65 R14
Velocidad máx.            185 km/h

los tres volúmenes del vehículo empleándolos sutilmente para reforzar la figura, lo que se tradujo en un auto que luce más caro de lo que realmente cuesta.

Su trazo particular le confiere una cierta “personalidad” de auto elegante. Tanto el capó como la parrilla frontal aparentan una armonía de línea común, que solo autos de alto linaje pueden presumir de tan refinado estilo. Una banda cromada en el medio de la parrilla le añade un cierto toque de familia Chevrolet.

¿Cómo funciona?

En Automundo cuando probamos un auto buscamos analizar el equilibrio entre las cualidades y el posicionamiento en el mercado del vehículo, o sea: su prestaciones, refinamiento, motor, diseño, economía y sobretodo quienes serán sus dueños.

Por sus características, el Optra es uno de esos modelos que nos ofreció un buen balance en cada uno de los atributos, añadiendo además un dinamismo insospechado.

El motor de cuatro cilindros en línea tiene buena potencia, es muy agradable en cualquier régimen de revoluciones, parco en sus consumos y rápido al acelerador.

Por este comportamiento, confortable en ciudad y bastante agresivo en carretera, es que nos atrevemos a decir que es un sedán que posee cualidades aptas a un publico familiar pero muy exigente. Además su diseño exterior confirma este concepto de auto conservador pero de mucha personalidad.

Un confort a imitar

Cuando hablamos del confort, nos referimos a la calidad de los asientos y lo que esté alrededor de ellos. Como expresamos anteriormente, el Optra en carretera se las arregla para circular correctamente en cualquier situación, y es perfecto para lo que un comprador de autos compactos busca: un vehículo de mecánica sólida, económico y bastante dinámico. Pero lo que le da buena fama a un vehícu-un espacio y dimensiones propios de modelos superiores a su categoría. En pocas palabras un auto diseñado para satisfacer un mercado medio pero con cualidades más exigentes; y lo ha logrado con creces.

Por supuesto que un comprador no adquiere un vehículo solamente por su tamaño y estilo. La gente también quiere que el auto tenga un buen desempeño, que sea confiable, que se conduzca bien en la calle y que sea económico en su gestión; en suma, algo de  que estar orgullosos y que lo lleve al trabajo o de paseo sin penalizar excesivamente el bolsillo.

Lo que importa es la apariencia

Las modernas y lujosas líneas del Optra resultan difíciles de describir. Su apariencia engaña: lo observas una vez y verás un vehículo común y corriente. Dedícale una segunda mirada, y descubrirás unos trazos que resaltan una personalidad señorial y que le agregan cierto “toque” muy Pininfarina. La magistral pincelada del artista italiano se percibe y se nota.