Publica estudio sobre novela La Mañosa

http://hoy.com.do/image/article/217/460x390/0/5A6438B1-BB5E-4E72-8992-22D6AF4268EC.jpeg

La Mañosa, la novela de las revoluciones en la que Juan Bosch retrató los desórdenes políticos que ocurrieron en el país antes de la intervención estadounidense de 1916, ha sido analizada por Guillermo Piña Contreras “arqueológicamente”, es decir, desde la profundidad de los originales y sus variantes.

Porque de La Mañosa, antes de la primera edición de 1936, hizo Bosch tres versiones en las que se registraron cambios de nombre de los protagonistas y del propio título de la novela, que en principio se llamaba La Melada.

El principal objetivo del trabajo es ofrecer a analistas literarios, escritores consagrados y noveles, una cronología de los cambios de la obra que, para Piña Contreras, tiene el sabor del joven escritor Bosch que pone todo su empeño en hacer una obra maestra cuando no tenía edad para ello.

“La Mañosa, estudio, cronología, notas y variantes”, que será puesta en circulación el jueves 25 de marzo a las 8:00 de la noche, en el Museo de las Casas Reales, incluye parte de la edición de 1940, realizada por la imprenta La Verónica, de Cuba.

“Esa versión, que no circuló en Santo Domingo debido al antitrujillismo de Bosch, fue la primera publicación revisada de la edición de 1936, que por error y olvido fue excluida de las correcciones que él le hizo a La Mañosa en 1966, 1974 y 1976… de ahí que puede ser muy interesante para los expertos literarios”.

Para Piña Contreras, los jóvenes escritores pueden ver en este estudio de La Mañosa cómo surge la novela, cuál es la aventura de la escritura, y cómo su autor la construye hasta llegar a una edición definitiva, que es la de 1940.

[b]¿POR QUÉ LA MAÑOSA?[/b]

“Juan Bosch, un hombre de siempre”, “Cronología de Juan Bosch”, “En primera persona: entrevistas con Juan Bosch”, y “Juan Bosch: imagen, trayectoria y escritura”, son algunos de los trabajos de Piña Contreras sobre la vida política y literaria del fenecido ex presidente de la República (1962-1963).

En los últimos dos años se inclinó por estudiar La Mañosa porque la considera una novela bien escrita, bien terminada, que resiste cualquier análisis, y eso no ocurre con todas las obras literarias.

En términos técnicos, refirió, no existen en las distintas variantes de La Mañosa elementos que debiliten su estructura, “porque la preocupación de Bosch era mejorar lo escrito, de manera que las revisiones que hizo en cada caso fueron muy precisas.

“En las variantes del texto de 1940 Bosch no busca embellecer su novela, mas bien trata de mejorar la escritura y de cambiar palabras por otras más apropiadas; variantes que se producen también, aunque con menos rigor, en las ediciones de 1966 y posteriores”.

En ese contexto también cita que en la edición de 1936 el campesino habla como hombre urbano, pero en la edición cubana Bosch le devuelve el color local rural, y le quita el subtítulo de “la novela de las revoluciones” porque para el lector cubano de entonces no significaba nada.

[b]¿SESGO POLÍTICO?[/b]

A pesar de que La Moñosa destaca las convulsiones políticas de principios de siglo XX, Piña Contreras no advierte, salvo una excepción que luego cita, que esté influenciada por sus ideas políticas.

De hecho, precisó, la edición de 1936 ni siquiera fue vista como política porque no podía serlo, porque con Trujillo se habían terminado las revoluciones, ya que el último caudillo de esas fue Desiderio Arias y fue asesinado por el dictador.

“Percibí un sólo agregado político que hizo Bosch al final de la revisión de la edición de 1940, y es el en el último capítulo cuando Pepe va donde el general Macario y le pregunta por qué fusilaron a sus tres amigos.

“Como éste le dice esa es la política, Pepe se incomoda y le grita qué política ni política, la política no se hace asesinando gente. Me parece que ese fue el único agregado político en alusión a Trujillo, y ya Bosch no estaba en el país”, expresó.

Piña Contreras admite que sus análisis no son categóricos, porque en literatura no hay nada definitivo, “por lo que dejo las puertas abiertas para que se siga trabajando con La Mañosa, porque este tipo de análisis nunca termina ya que todo depende de la visión de cada autor”.