Puerta corrupta

Puerta corrupta

El 30 de abril recién pasado el presidente Fernández admitió la existencia de corrupción en la administración pública y le tiró la toalla a los corruptos locales, recordándoles que también existe en el principal centro financiero del mundo (Wall Street).

No hizo nada nuevo nuestro Presidente porque la información, denuncia pública, rumor de calles o pasillos sin señalar nombres específicos es una de las cosas favoritas de los dominicanos y, como ya señalé cuando me referí a las declaraciones del Papa Benedicto XVI sobre la corrupción en nuestro país, todo queda ahí, a nivel de “chercha” social o relajo político.

El presidente Fernández no ha disimulado nunca su predilección por el estilo balaguerista de comportamiento y muchos lo vemos como discípulo aventajado más del doctor Balaguer que del Profesor Juan Bosch. Por eso, al leer sus declaraciones en el lanzamiento del “Plan Estratégico República Dominicana Transparente y Prevención de la Corrupción 2009-2012”, recordé las palabras del presidente Balaguer cuando afirmó que la corrupción se detenía “en la puerta de su despacho”. Pero….¿A qué se detenía?.. ¿a saludar alegremente?….¿a tocarle y decirle guititío guatatao come arroz con bacalao”?, o se detenía como ahora a decir: Puerta amiga, dámele saludos al Presidente; dile que sigo dando vueltecitas por aquí, que me paseo por direcciones y administraciones generales, ayuntamientos, organismos de seguridad, policiales y militares del Estado, las cámaras legislativas y organismos autónomos, pero que donde más me quedo de visita es en las secretarías de Estado porque allí me acogen con más beneplácito muchos que dicen ser grandes amigos suyos.

Publicaciones Relacionadas