Puerto Bahía
Vivir el mar

http://hoy.com.do/image/article/672/460x390/0/0DE6D715-193D-4F6E-A92D-CC2F28A888AD.jpeg

Las aguas de la Bahía de Samaná parecen un espejismo, vistas desde el Café del Mar. El irrepetible paisaje de la que es considerada una de las bahías más hermosas del planeta se conjuga entonces con una exquisita selección de música que ha hecho famoso a este café, uno de los más populares en Ibiza, y que ha abierto en Puerto Bahía el primero  en América.  Sin dudas una atmósfera sólo para sibaritas.

Este es sólo uno de los tantos atractivos de Puerto Bahía, un majestuoso proyecto de villas y residencias al sur de la Península de Samaná, diseñado especialmente para quienes siempre han soñado una vida junto al mar.

Con la primera y única marina de la península, Puerto Bahía pone a sus visitantes a sólo minutos de impresionantes destinos y aventuras en la costa Norte, como Cayo Levantado (a cinco millas náuticas), el Parque Nacional Los Haitises, las playas Rincón, Icaco, Bonita, Morón y del Valle, el Cayo Jackson y otros destinos náuticos.

Hospedaje de lujo. Puerto Bahía posee villas y apartamentos en alquiler, pero    también puede optar por una estadía de lujo en The Bannister Hotel, el hotel boutique de Puerto Bahía. En sus 48 suites, impecablemente decoradas, predominan colores neutros que evocan la frescura de un mar que puede apreciarse desde distintos ángulos en cada habitación.

Como miembro de Small Luxury Hotels of the World, The Bannister Hotel ofrece amenidades que  sólo se encuentran en estos hoteles de lujo, alrededor de 500 en todo el mundo: una fina lencería, colchones de alta calidad, TV LCD, WiFi, productos de baño de la marca italiana Acqua Di Parma, cocina equipada con electrodomésticos y  utilería, servicio personalizado de un ama de llaves, entre otras facilidades.

The Bannister Hotel también tiene dentro de sus atractivos el Ni Spa, inspirado en el agua (ni, agua  en lengua taína) como elemento purificador. Allí, en un ambiente relajador, puede elegir entre diferentes masajes (individuales o en pareja), tratamientos corporales, faciales… todos con productos de gran calidad.

Grata experiencia culinaria. El placer se experimenta en diferentes sentidos al estar en Puerto Bahía, y uno de los más atractivos es  la exquisita comida de sus restaurantes. Café del Mar ofrece un interesante menú internacional con ricas tapas, bocadillos, carnes y mariscos, sin dejar de incluir ingredientes locales como el codiciado camarón de Sánchez.

 Del horno de leña de La Regata podrá probar riquísimas creaciones, entre las que destacan sus inigualables pizzas. En Le Deauville, los huéspedes toman el desayuno o el brunch al estilo de un bistro francés, con una hermosa vista de la Marina. Tanto aquí, como en Café del Mar, se puede disfrutar de un delicioso chapuzón en piscinas de tipo infinity, que le darán la sensación de estar nadando en la misma bahía.

Si aún así prefiere preparar algo en su propia suite, se pueden adquirir comestibles y otros artículos de uso personal en el mini market, localizado en la plaza del hotel.

Marina de clase mundial. En el día, los huéspedes y residentes parten en  yates hacia impresionantes destinos náuticos de la Península de Samaná. Muchos escogen Cayo Levantado, uno de los principales atractivos de la región por su majestuosa playa de agua turquesa y arena blanca, así como las artesanías y comida criolla que se ofrecen allí.

Otros prefieren los islotes navegables del Parque Nacional de Los Haitíses o cualquiera de los destinos a los que se puede acceder por vía marítima o terrestre, por vía propia o a través de la agencia Escapade Samaná.

Pero en la Marina también atracan navegantes de alta mar, que parten de lejanos lugares como Bélgica, y dedican meses a conocer el mar y destinos como Puerto Bahía, creándose así una atmósfera  en la que se abrazan distintas culturas bajo el sol caribeño.