Puerto Plata recorre 60 años de historia con Manzanero

08_07_2019 HOY_LUNES_080719_ ¡Alegría!4 C

Dicen que recordar es vivir, y de este dicho popular se valieron los seguidores de Armando Manzanero que la noche del sábado lo recibieron en el Centro de Convenciones Blue JackTar, en Playa Dorada, como uno de sus máximos ídolos del bolero.
Durante una hora y 20 minutos, el intérprete se paseó por 20 canciones de lo más clásico de su repertorio, con las que provocó un fascinante encuentro con las emociones y con los recuerdos.

Fue en punto de las 10:30 de la noche, cuando las luces se apagaron y el legendario bolerista mexicano apareció en el escenario ante un público delirante que lo esperaba con ansias para disfrutar de su carisma y su talento.

Luciendo un elegante traje negro y camisa azul e interpretando el tema “Inolvidable”, el artista de 83 años dio inicio a su recital de añejas composiciones acompañado de cinco músicos y apoyado de un escenario cargado de luces led y con una pantalla gigante en el centro.

El viaje por sus canciones de ayer y siempre continuó con “Somos novios”, “El ciego”, “Esta tarde vi llover” y “Voy apagar la luz”. Desde el principio del recital, la audiencia, en su mayoría maduros cantó todas sus canciones, lo grabaron, le tomaron fotos y le gritaron frases de cariño y respeto.

“Tengo 51 años viniendo a este hermoso país y no había tenido la suerte de venir a Puerto Plata”, dijo Armando Manzanero antes de cantar “Cuando estoy contigo”, tras la cual entonó “Esperaré” y “Adoro”, que llenaron de sentimiento cada rincón de la gigantesca sala de conciertos.

El cantautor estuvo acompañado por dos artistas invitadas que se le unieron en la interpretación de algunos de sus grandes éxitos. La primera en subir fue su compatriota Berenice Girón, con quien también rindió un homenaje especial a la canción “Por amor” y su compositor, Rafael Solano, quien estaba presente. Luego fue el turno para la también mexicana Rosy Arango, quien interpretó “Declárate inocente” y “Mi nombre es México”.

Durante su concierto, Manzanero se mostró bastante cercano con sus fanáticos y recorrió varias veces el escenario, de un lado a otro, para compartir una serie de chistes y anécdotas con un público devoto que celebró cada una de sus intervenciones.

Luego, el multipremiado artista los deleitó con “Nos hizo falta tiempo”, “No sé tú” y el broche de oro, “Caballo viejo”.
Los gritos de las personas que pedían “¡otra, otra..!” le hicieron retornar y de inmediato compensarlos con “Por debajo de la mesa”.

El punto final llegó con “Sabes una cosa” a eso de las 11:50 de la noche. “Muchas gracias, Dios los bendiga ¡Hasta pronto!”, expresó finalmente cuando abandonó el escenario.
Así, Manzanero dejó a la concurrencia contenta y convencida de que la vitalidad y presencia escénica de esta leyenda musical están más vivas que nunca.