Puerto Rico confirma 19 casos de zika y llama a precaución de las embarazadas

zika

San Juan. Las autoridades sanitarias en Puerto Rico confirmaron hoy que se han registrado 19 casos de zika en la isla desde mediados de diciembre pasado, y exhortaron a las mujeres embarazadas a tomar todas las precauciones posibles para evitar posibles patologías en su futuros hijos.

La secretaria de Salud, Ana Ríus Armendáriz, indicó durante una rueda de prensa en La Fortaleza, sede del Ejecutivo, que es previsible que esa cifra aumente cuando el próximo jueves se publique un informe sobre la propagación del zika en la isla, un virus que se está extendiendo por gran parte de América y el Caribe.

Acompañada de la epidemióloga del Estado, Brenda Rivera García, Ríus dijo que la mayoría de los casos de zika detectados corresponde a personas mayores en los municipios de Patillas, Arroyo, Guayama y Humacao, todos al sureste de la isla, sin que hasta el momento se haya tenido noticia de ninguna embarazada afectada.   “Queremos hacer una exhortación especial a las embarazadas- cualquier síntoma de fiebre que presenten, que vayan inmediatamente a su médico”, enfatizó Ríus.

El primer caso de zika en Puerto Rico se detectó hace cerca de un mes y se trataba de un hombre de 60 año residente de un municipio del área sureste de Puerto Rico.   El virus del Zika se transmite a través de un mosquito “Aedes aegypti”, el mismo que porta el chikunguña y el dengue.   La enfermedad puede causar fiebre, aunque no muy alta; ojos rojos sin secreción y sin picazón; erupción cutánea con puntos blancos o rojos y, en menor frecuencia, dolor muscular y articular.

Así, el zika no es, por lo general, una enfermedad mortal, pero la incidencia en mujeres embarazadas durante los primeros tres meses de gestación se ha vinculado con casos de microcefalia en sus bebés.   La microcefalia es un trastorno poco frecuente, que le ocurre a uno de entre 6.200 a 8.500 nacimientos, y por el que la cabeza del bebé es mucho más pequeña de lo normal para su edad y sexo.   El desarrollo del cerebro del niño es anormal y puede ocurrir en el útero de la madre o durante su infancia. En algunos casos puede diagnosticarse antes de nacer mediante un sonograma prenatal.