Puerto Rico retoma las negociaciones de la deuda de su compañía eléctrica

Compañía eléctrica

San Juan.- Puerto Rico retomó hoy la negociación con los bonistas de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), tras la ruptura la semana pasada de estas conversaciones que llevaban en marcha más de un año y medio con el objetivo de reestructurar la deuda de 9.000 millones de dólares de la empresa pública.

Así lo confirmó este jueves un grupo de bonistas de la eléctrica, que supeditó la continuidad de las negociaciones a la aprobación de un plan de reestructuración de la compañía pública por parte del Legislativo de la isla, que no cumplió los plazos establecidos para ello.

Ambas partes se han dado ahora hasta el 16 de febrero como plazo para dejar que en este periodo de tiempo la Legislatura promulgue la ley que conlleva la reestructuración del gigante eléctrico.

Los bonistas dijeron en un comunicado que confían en las recientes declaraciones del presidente del Senado, Eduardo Bhatia, sobre su interés en aprobar el citado plan y avanzar así en un acuerdo que el Gobierno ve clave para poder impulsar otras reestructuraciones con otros acreedores de una deuda que en conjunto asciende a 72.000 millones de dólares.

El pasado lunes Bhatia exhortó a la AEE y a sus acreedores a que retomaran las negociaciones “inmediatamente” y dijo que los legisladores de la isla no iban a “aceptar nada que no sea eso”.

“El que quiera imponernos un mecanismo de presión y manipulación está equivocado”, dijo Bhatia en el Senado, donde defendió que los legisladores han atendido “este asunto tan delicado con la premura que requiere”.

En ese sentido, recordó que “producir un proyecto para atender la reestructuración de una deuda de 9.000 millones de dólares requiere tiempo y tiene que haber reflexión legislativa profunda”. “Esta es la titulación más grande en la historia de los Estados Unidos; esto es gigante, esto es enorme y esto requiere técnicamente hacer lo correcto y hay gente que tiene prisa y tiene frustración y llevan 18 meses negociando”, reconoció.

El propio gobernador, Alejandro García Padilla, tuvo que salir al paso también el pasado fin de semana y pedir a la Legislatura que agilizara, para evitar así una ruptura definitiva de todas las negociaciones que mantiene la AEE para tratar de renegociar su deuda y evitar así la presentación de demandas por impago.

“Exhorto al liderato legislativo a que, sin faltar a su responsabilidad, actúe con la diligencia y rapidez que exigen las circunstancias. ¡Es necesario que actúen ya!”, dijo. Por el momento, la mayor parte de los bonistas de la AEE ha aceptado un acuerdo provisional que implica una quita del 15 % en el valor de la deuda y una tregua de cinco años en los pagos.