Puerto Rico se rindió el domingo ante primer Festival  del Merengue

http://hoy.com.do/image/article/339/460x390/0/9261ED89-532B-47FF-A492-362FE884AD93.jpeg

SAN JUAN, PUERTO RICO. Lo que vivieron los dominicanos y los boricuas el pasado domingo en el estadio Hiram Bithorn de esta ciudad  fue un verdadero festival de la hermandad y la alegría simbolizado en un ritmo: el merengue.

Era la primera vez que el Festival Brugal del Merengue, que producen la compañía  Brugal & Co., y la Secretaría de Turismo, llegaba a ese importante mercado del merengue, un aterrizaje que, a pesar de los 41 anos del festival, no lució extemporáneo.

Porque en la capital de la isla de Puerto Rico se puede sentir la pasión de sus habitantes  por el merengue.  Se puede sentir también que tanto los boricuas como los dominicanos residentes en la isla, solucionan toda diferencia cuando suena la güira y la tambora.

Y a estos instrumentos primarios se les suma el acordeón, las trompetas, el piano, los metales y los bongos, dependiendo de la propuesta que cada uno de los artistas y grupos lleven.

El primero en llegar al estadio fue el público
El encuentro estaba pautado para el mediodía, quizás con la esperanza de que los conciertos iniciaran a las 2:00 de la tarde, sin embargo, los citados, estuvieron a tiempo para iniciar a la 1:00 de la tarde.

De República Dominicana estaban animando Jari Ramírez y Brenda Sánchez, teniendo como compañero al boricua Adib de la emisora Sal Soul y fueron ellos quienes dieron la bienvenida al público y condujeron el evento que se inició con la presentación de Juan Castillo, N3 Amigos, Francisco Ulloa, Bonny Cepeda y Melina León (una agradable sorpresa para el público).

Sin llamarnos a engaños de esta primera parte del concierto, aunque a todos ellos les fue muy bien, los verdadero reyes de  los aplausos y el cariño de los presentes fueron el maestro Francisco Ulloa y Bonny Cepeda a quien se le rindió reconocimiento y ovación.

Morían los primeros rayos del candente sol que había acompañado la primera jornada de este festival que bajo la producción de Amable Valenzuela y la coordinación de Ángel Diverge, gerente de promoción de Brugal no se detuvo nunca, cuando subió el muy querido Joseph Fonseca, cuya música y presencia encandilaron a los bailadores.

Fonseca con un excelente y conocido repertorio terminó su participación en alto con la ejecución de un homenaje y reconociendo la música y el trabajo de Wilfrido Vargas y los éxitos que con él lograra Rubby Pérez. Los  boricuas de  Limit 21 rindieron homenaje musical a Johnny Ventura.

Zoom

Más artistas

Milly Quezada
Fue recibida  como una verdadera reina, entre aplausos, ovaciones y gritos.

Grupo Manía
Exhibió  un gran poder en la escena y el merecido espacio que tiene entre jóvenes y adultos de hoy.

Los Hermanos Rosario
Demostraron el gran acoplamiento  musical,  con un excelente y potente sonido, y el impacto que han dejado sus canciones en el público en  30 anos de carrera.