Punto: Turismo en Pedernales

José Mercedes

Los diversos sectores de la sociedad dominicana deben respaldar el proyecto de desarrollo turístico de la provincia Pedernales, porque significaría el despegue económico de la región suroeste.
El martes último, la empresa canadiense Lemay y el Comité Fiduciario de Pedernales presentaron al presidente Danilo Medina los avances del plan de desarrollo de esa provincia, incluyendo Bahía de las Águilas, un modelo que pretende convertir la región en turismo ecológico, basado en excursiones y experiencias de bienestar, enfocado en turistas aventureros y de alto estándar.
Además, el plan identifica las distintas zonas de desarrollo hotelero y de excursiones, así como las infraestructuras públicas necesarias. El proyecto permitiría diversificar la oferta turística del país, porque se convertiría en un mercado diferente en el marco de la oferta dominicana en el exterior.
Lo importante es el compromiso de desarrollar turísticamente la región bajo un estricto compromiso de respecto a la naturaleza y al medio ambiente.
Es trascendental explotar un turismo responsable, sostenible y accesible para todos, y que sirva de motor de crecimiento económico, de desarrollo inclusivo y de sostenibilidad ambiental en el Suroeste y el país. Es necesario avanzar en políticas turísticas con miras a la creación de riqueza y a la generación de fuentes de empleo formal y de calidad. Se debe procurar alcanzar el compromiso de garantizar que el turismo en la zona desempeñe un papel clave en la agenda del desarrollo del Sur, porque no podrá alcanzarse si no existe una estructura en la región.
Es prioritario el inicio en la zona de ejecución de obras de infraestructura, tales como una excelente carretera, acueducto, hospital y organizar el transporte que cubriría la región Enriquillo, así como la instalación de una escuela turística. Para alcanzar los objetivos y debido a su naturaleza intersectorial, el turismo tiene la capacidad de reforzar las asociaciones público-privadas y de involucrar a múltiples agentes interesados en participar en las diferentes áreas a desarrollar.
La cooperación y las asociaciones público-privadas son un fundamento necesario y esencial para el desarrollo del turismo, como lo es también una mayor sensibilidad respecto al papel del turismo en el cumplimiento de una agenda para el desarrollo a partir del 2020. Reducir la desigualdad.
Soy partidario del inicio inmediato de la ejecución de políticas públicas tendentes a modernizar la región.