Puro Miguel García
“Ser padre es el ciclo más importante de la existencia humana”

Su agitada agenda laboral como abogado y secretario de la Junta Electoral Municipal, no impiden que Puro Miguel García dedique gran parte de su tiempo al tenis, renglón deportivo donde ha logrado cientos de trofeos y galardones alcanzados en victorias aguerridas en la cancha, donde ha destilado gran entrega y pasión.

No obstante a todas sus impresionantes batallas en los juzgados y en los carteles deportivos, su lucha mejor librada ha sido convertirse en padre, lo que para él es una interesante combinación de virtudes y vivencias, enlazadas con  comprensión, dedicación, paciencia, amor, afecto, consideración, tiempo, espacio y suministro, para hacer de ésta distinción divina, el acontecimiento más importante y trascendental de todo el ciclo de su existencia.

Desafortunadamente, cuando a penas era un niño, Puro perdió a su padre, y en sus primeros años vivió y creció en momentos de convulsiones de la política criolla, tras la muerte del dictador Rafael Leonidas Trujillo, el golpe de estado del profesor Juan Bosch, luego la Revolución de Abril, la invasión americana, los gobiernos de Joaquín Balaguer y otros hechos históricos relevantes. La abnegación y dedicación de sus padres Puro Miguel García y Chon Cordero Puello fueron determinantes para la educación de él y sus seis hermanos, quienes crecieron en un ambiente lleno de respeto, cordialidad y mucha nobleza, cualidades humanas que ha tratado de fortalecer y mostrar a sus hijos Lisbeth y Puro, de 24 y 21 años respectivamente, procreados con la señora Emilia Fernández Boggiano con quien comparte su vida desde hace 25 años. 

Para el abogado y deportista, son muchos los males que afectan el núcleo familiar y la relación padres e hijos, tales como la violencia y las drogas, aspectos que atentan contra la sociedad y familia, que en su gran mayoría, lucen más disgregada.

Según el jurista, “al parecer, las parejas tienen otros roles. El hombre y la mujer son más agresivos, más interesados y menos abnegados y muchos prefieren ganar dinero a estar con sus hijos, quienes lamentablemente están en la escuela todo el día. Los niños se crían entre la a escuela, la niñera y las paredes de un apartamento, con comidas chatarras, juegos electrónicos y otros factores de riesgo, que con el paso del tiempo, influyen de manera muy negativa”, expresa.

 “Siempre he tratado a mis hijos como adultos. Así nos trató mi madre y desde que llegaron al mundo, siempre he luchado, a pesar de las múltiples ocupaciones, por estar presente en sus vidas, estar con ellos el mayor y mejor tiempo posible, en un ambiente distendido, amistoso y solidario, creativo y ligero. Los resultados son óptimos” afirma. 

Aunque su padre murió cuando Puro tenía siete años y ya está cerca de los cincuenta, de su progenitor recuerda su amabilidad, solidaridad, sus viajes, su amor por la naturaleza y su creatividad, “y para mí es muy gratificante que cuando me encuentro con alguien que trató a mi padre, por alguna razón, se refieren a él como una persona dulce, inteligente y alegre. En el poco tiempo que convivimos juntos aprendí a valorar la existencia, la salud, la felicidad, la solidaridad, la vida y la familia”, confiesa.

Según el exitoso tenista por enseñanza de su madre, quien nunca le dio un castigo, entendió que se puede criar a los hijos sin castigos físicos “aunque resulte  difícil entenderlo, así nos criaron y así hemos criado Emilia y yo a nuestros hijos, ya que el hombre es un ser digno e inteligente y la libertad bien manejada es una fuente inagotable de bienestar, con respeto, claro”.  

A su juicio muchos de los males con los hijos se deben a que los muchachos de estos tiempos no tienen vida física, hacen muy poco ejercicio.

SU QUEHACER EN EL DEPORTE

Puro García comenzó a jugar tenis hace 25 años por diversión, “pero como  todas mis cosas las tomo muy en serio y le pongo extremo interés, he logrado, en estas casi tres décadas, mucho éxito”. 

El ha obtenido unos 200 trofeos en torneos sencillos y dobles y en cada uno de esos eventos, gane o pierda, han sido momentos inolvidables.

“Yo soy un amante del deporte y creo en el deporte como actividad fundamental de la vida. Un cuerpo bien ejercitado es un excelente soporte para la vida. Insisto en la importancia de la educación física sobre la intelectual, pues creo que hace mejores hombres. La educación intelectual engorda y aburre, la física fortalece y disciplina”.

Para Puro, el tenis y el deporte en sentido general, son su equilibrio, su salud, su diversión y algo mejor, ha hecho grandes amigos en el tenis a quienes distingue y aprecia.

Aunque desde siempre, el tenis se ha asociado a las clases sociales altas y pudientes, el deportista confiesa que el tenis parece una actividad cara, pero si analizas otras opciones, esta práctica es más barata que pescar, esquiar, jugar golf, beber, comer, viajar, te ejercitas y te diviertes muchísimo. “Para mi, el tenis devuelve mil veces la inversión”.

Además del tenis, ama la lectura, aunque prefiere leer la vida de los escritores a sus propios libros, “prefiero una entrevista con José Saramago que sus libros, analizar la vida personal de Herbert Spender y su entorno familiar que sus aportes al estructuralismo sociológico o antropológico. Me gusta Ernesto Sabato en su biografía “Antes del Fin” que cualquier otra de sus largas novelas, igual que García Márquez o Neruda”.

Para Puro no existe el tiempo libre, ya que siempre está creando, analizando, buscando: “Me encanta encontrarle el origen y el fin a todas las cosas, buenas o malas, claras u oscuras, bellas o dulces, creo que todo ocurre para bien, me encanta andar, conocer y ver la naturaleza”S 

OTROS DETALLES

Puro García es santiaguero. Realizó sus estudios primarios en la Escuela Salvador Cucurullo y luego pasó al Liceo Blanca Mascaró en Santiago.

Estudió Derecho, en la Pontifica Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) y luego realizó un Diplomado y Maestría en Procedimiento Civil y ha realizado cursos de Computadora, Francés, Fotografía, Antropología, Sociedades Comerciales, Derecho Laboral, Fiscal, Legislación Electoral entre otros vinculados a su quehacer profesional.

Sus libros y autores preferidos son “La Mancha Indeleble”  de Juan Bosch, “Damian” de Herman Hesse, “Crimen y Castigo” de Dostoieski, “Metamorfosis” de Kafka, entre otros como Antonio Machado, Miguel

Hernández, Jaime Balmes, La Biblia, Rousseau y otros.

Aunque es un amante de la política, cree que nunca militaría en un

partido político, ni mucho menos expresar una simpatía política.

“Vivimos en el mejor país del mundo, somos un país privilegiado de naturaleza, ambiente, gente, sólo nos faltan políticos serios e inteligentes que hagan las simples reformas que necesitamos. Creo que nuestros problemas están diagnosticados, pero nadie quiere poner la medicina”