Putin inicia histórica visita a Israel

JERUSALEN (AP).- El presidente ruso Vladimir Putin se convirtió el miércoles en el primer líder del Kremlin que visita Israel, concretando un histórico acercamiento entre dos naciones enemigas durante la Guerra Fría. En su primer viaje a Medio Oriente, Putin esperaba también restablecer la posición de su país como uno de los más importantes de la región y el mundo, trayendo una nueva propuesta para realizar una conferencia en los próximos meses en Moscú con el fin de alcanzar la paz entre israelíes y palestinos.

“Considerando la historia de relaciones y el hecho de hubo momentos en que nosotros estábamos de un lado y Rusia del otro … (la visita) indica el cambio importante que tuvo lugar entre los dos países”, expresó el viceprimer ministro israelí Ehud Olmert mientras esperaba saludar a Putin en el aeropuerto.

La Unión Soviética había apoyado a Israel durante los primeros años de la formación del estado judío, pero las relaciones se deterioraron y posteriormente colapsaron cuando las autoridades israelíes se aliaron con Estados Unidos.

Moscú cortó sus relaciones con Israel en 1967 en medio de la guerra de Medio Oriente y apoyó con firmeza a los estados árabes.

En muchas de sus guerras con sus vecinos árabes, Israel enfrentó a pilotos entrenados en la Unión Soviética que volaban aviones militares soviéticos MiGs.

Moscú también impidió a los judíos que salieran de su territorio, encarcelando a muchos de los que demandaban el derecho de emigrar a Israel.

Con el colapso de la unión soviética en los primeros años de la década de 1990, las dos naciones restauraron sus lazos y Moscú alivió las restricciones a la emigración, alentando a más de un millón de rusos a viajar e instalarse en Israel.

Natan Sharansky, un activista judío que pasó nueve años en una prisión soviética por acusaciones de espionaje, es el actual ministro de relaciones de la Diáspora de Israel.

Sharansky y Putin no planean reunirse, de acuerdo con funcionarios de ambos países.

Las relaciones han mejorado con Putin, que asumió el poder ruso en el 2000, mientras intenta alentar los intereses económicos de su país en el exterior y evoca paralelismos entre el conflicto de Israel y los milicianos palestinos y la campaña rusa contra los rebeldes chechenos.

Sin embargo aún quedan puntos de tensión, incluyendo la determinación rusa de continuar adelante con una venta de misiles a Siria, uno de los peores enemigos de Israel.

Putin ha buscado usar el conflicto de Medio Oriente para que su país vuelva a ser un importante protagonista internacional.

Se ha unido a Europa, Estados Unidos y las Naciones Unidas para alentar el proceso de paz de Medio Oriente. Los palestinos consideran a los rusos como un contrapeso importante al apoyo de Estados Unidos a Israel.

Putin planea reunirse con líderes israelíes, entre ellos el primer ministro Ariel SHaron, el jueves. El viernes viajará a la ciudad cisjordana de Ramalá para encontrase con Abbas y dejar una corona en la tumba del fallecido líder palestino Yaser Arafat.

Durante un encuentro del miércoles en El Cairo, Putin propuso una nueva conferencia de paz de Medio Oriente en Rusia para el otoño.