Qué se dice
Agitación social

http://hoy.com.do/image/article/333/460x390/0/7B7C2890-12B2-446D-AF66-F211D67D0D97.jpeg

Culpa o no de la reforma fiscal que viene zumbando por ahí lo cierto es que de un día para otro se ha calentado el caldero social con anuncios de huelgas, protestas y movilizaciones por distintas causas y motivos, pero todas -sin excepción- en demanda de reivindicaciones sociales insatisfechas.

La Asociación Dominicana de Profesores acaba de anunciar, el mismo día que se cumplía una huelga de los trabajadores de la salud en los hospitales del IDSS en demanda del pago de más de cien millones de pesos en incentivos atrasados, el inicio de una jornada de lucha en procura de un aumento salarial, en tanto el combativo Falpo, allá en Navarrete, anuncia movilizaciones y protestas en varias poblaciones del Cibao en reclamo de la construcción de diversas obras. Dicen que la luna de miel de nuestros gobiernos con la población solo dura hasta los dos primeros años, cuando estos se cansan de guardar las formas y empiezan a cometer errores de bulto o a tomar decisiones que lesionan sensiblemente su credibilidad, como ya empieza a ocurrirle al gobierno del doctor Leonel Fernández y el Partido de la Liberación Dominicana.

Cambios

  Es comprensible que en medio de la agitación provocada por el anuncio de una nueva reforma tributaria llamen más la atención de lo ordinario las actividades extracurriculares del presidente Fernández, aquellas que no tienen que ver directamente con su responsabilidad primaria de gobernar un país tan complicado como este, sobre todo entre una oposición política siempre al acecho de oportunidades. Víctor Gómez Casanova, secretario general del PRSC, considera un insulto a la ciudadanía que en medio de la crisis económica que padece el país el mandatario aparezca patrocinando torneos de golf y muestras de cine. Justas o no las críticas del joven dirigente político hace tiempo que andan de boca en boca entre los adversarios del presidente Fernández, que no solo han hecho nido en los partidos hoy llamados de oposición, pero se han mantenido mas o menos bajo la superficie gracias al carisma y la popularidad del mandatario, pero también por el buen comportamiento y la estabilidad que la economía. Ese panorama, desgraciadamente, ha cambiado, y ya empiezan a verse sus indeseados resultados.

Ante un abuso

  Miles de empleados municipales cancelados de los ayuntamientos a partir del 16 de agosto, cuando se produjo el cambio de autoridades, están pasando las de Caín detrás de sus prestaciones laborales, que según los quejosos les retiene, de manera ilegal, la Liga Municipal Dominicana, a donde se han cansado de dar viajes para encontrar mas o menos la misma respuesta: vuelva después que los cheques no están listos todavía. ¿Por qué debe trasladarse desde Monte Cristi a la Capital un ex empleado del ayuntamiento de allí para poder cobrar las prestaciones que le acuerda la ley, para lo cual se le descontó, mes tras mes, el equivalente al 5% de su salario? Entre las muchas cosas que hay que cambiar en la LMD está esa absurda e injusta centralización, contraria al principio de autonomía municipal que prima en estos tiempos, pero en lo que esos cambios se producen o permiten que se produzcan quienes hoy dirigen el organismo asesor de los ayuntamientos, alguien debería condolerse de todos esos infelices -que se han cansado de rezarle, sin mucha suerte, a la virgencita de La Altagracia- pagándole los chelitos que les deben.