Qué se dice
Propuestas

http://hoy.com.do/image/article/329/460x390/0/DEEA7E6E-4BAD-4C20-9607-1B7F23BAF243.jpeg

Muchas cosas habrá que oír de ahora en adelante, tanto dentro como fuera del PLD, a propósito del eventual enfrentamiento entre el presidente Fernández y el licenciado Danilo Medina por la nominación presidencial, por lo que habrá que valorar esas declaraciones en función de quién las diga y los intereses que defienda de manera abierta o solapada.

Un buen ejemplo es el secretario de Obras Públicas, el ingeniero Freddy Pérez, quien se destapó en un programa de televisión proponiendo que el PLD se abstenga de celebrar convención para elegir candidato presidencial, y que tanto el Comité Político como el Comité Central designen sin mayores trámites ni ritos partidarios al doctor Leonel Fernández. Así de simple. Menos simple, sin embargo, luce la propuesta del síndico de Santiago José Enrique Sued de que la dirigencia reformista le reserve la candidatura vicepresidencial a Danilo Medina, sin dudas convencido de que este sería aplastado en una contienda interna por el presidente Fernández y las huestes reeleccionistas. ¿Comprende ahora lo que tratamos de decirle?

Sin dolientes

  Si una vez nos acostumbramos a leer y escuchar que en este país los muertos votan en las elecciones gracias a las marrullerías de los políticos, ¿por qué sorprendernos si nos dicen que los fieles difuntos siguen cobrando su pensión aunque se hayan ido hace rato al otro mundo? Eso estaba ocurriendo, hasta hace poco, en la secretaría de Finanzas, donde más de mil personas ya fallecidas seguían cobrando todos los meses su pensión, tal y como lo reveló ayer Diario Libre, como parte del fraude detectado en la institución, que las autoridades estiman sobrepasa los RD$50 millones. Entretanto, en el Departamento de Prevención de la Corrupción intentan desenredar la madeja de un fraude muy bien montado y en el que se adivinan, por su nivel de complejidad y extensión en el tiempo, muchas y variadas complicidades. Por eso inquietan un poco las declaraciones de un funcionario del Depreco, quien respondió a los periodistas que por el momento las pesquisas se concentran en la depuración de documentos y que todavía no se ha determinado instrumentar cargos contra nadie por lo que a todas luces constituye otro gran despojo a un Estado que hace tiempo dejó de tener dolientes.

El buscapié

  Hans Hertell, el controvertido embajador norteamericano, se ha despedido de su misión diplomática en el país en su mejor estilo: sacándonos en cara nuestra incapacidad de resolver nuestros problemas fundamentales. Entre esos problemas mencionó, como era de esperarse, la eterna crisis eléctrica, las insuficiencias del Estado de Derecho y nuestra obsesión por el consenso, lo que a ojos del diplomático constituye una soberana pérdida de tiempo pues se dan muchísimas vueltas buscando lo que no aparece y al final nunca se hace nada. Para requintar Hertell puso el dedo en la dolorosa llaga de la corrupción, una de las preocupaciones más recurrentes a lo largo de su estadía en el país, y lo hizo como quien suelta un buscapié que solo puede pegársele al gobierno, como lo fue deplorar que la justicia dominicana haya sido incapaz de fallar, tras cinco años dando tumbos por los tribunales, el expediente del Peme, en el que figuran como acusados importantes funcionarios de la actual administración.