¿Qué es la Inmunonutrición?

¿Qué es la Inmunonutrición?

La mejor manera de mantener nuestro sistema inmune óptimo es llevar una alimentación rica en inmunutrientes, dice la doctora Viviana.

Por Dra. Viviana Hernández- Nutrióloga Clínica / @dra.vivianahernandezf

El sistema inmunológico es uno de los temas con mayor tendencia en los últimos dos años pues aunque siempre ha sido uno de los sistemas más importantes de nuestro organismo no fue hasta el inicio de la pandemia que las personas comenzaron a prestarle una particular atención. Rápidamente la demanda de respuestas acerca de cómo “fortalecer” el sistema inmune ha sido de los temas más buscados en el internet y más conversados en la consulta.

La realidad es que el sistema inmune no es un interruptor que podamos prender o apagar de manera tan sencilla, sin embargo la forma en que da respuesta a ciertas enfermedades sí va a depender de varios factores, en especial el grado de inflamación que tenga nuestro organismo previo a una infección y de la senescencia prematura (envejecimiento temprano) de las células inmunológicas.

Prevención

Entendiendo el concepto anterior debemos entonces esclarecer, ¿porqué pudiera tener inflamación nuestro cuerpo y porqué mi sistema inmunológico envejecería antes de tiempo? De las principales razones por la que esto ocurre es por hábitos alimentarios inadecuados, alto consumo de alimentos ultraprocesados, exceso de azúcares, grasas y también por el sedentarismo y hábitos tóxicos como el tabaquismo. Por el contrario así como existen razones para afectar negativamente nuestros mecanismos de defensa, también existen formas de prevenir y tratar los daños ocasionados de una mala alimentación.  Aquí la conocida inmunonutrición es la respuesta clave.

La inmunonutrición es una rama de la nutrición clínica que estudia la interacción que hay entre la nutrición del individuo y su sistema inmunológico, así como también la respuesta a la infección e inflamación.

Lea: Fresas: ¿Cuáles son sus propiedades nutritivas?

Una malnutrición tanto por exceso como por defecto tiene un impacto negativo en el sistema inmunológico y provoca déficits de inmunonutrientes como son las vitaminas A, D, E, C, B6, B12, ácido fólico y de minerales como el cobre, zinc, hierro y selenio. Todos los mencionados juegan un papel importante en mantener la integridad y buen funcionamiento de las células inmunológicas.

Otra función importante de estos nutrientes es que tienen función antioxidante y eso provoca que las células inmunológicas estén protegidas de daños que pudieran ser ocasionados por la inflamación y radicales libres ocasionados por el mismo proceso de defensa.

Por esa razón la mejor manera de mantener nuestro sistema inmune óptimo es llevar una alimentación rica en inmunutrientes procedentes de vegetales, frutas, cereales integrales y proteínas principalmente de origen vegetal y disminuir al máximo los alimentos pro inflamatorios mencionados anteriormente.

Esta columna es la sección educativa de la Sociedad Dominicana de Nutrición Clínica y Metabolismo. Escribe tus preguntas a: sodonuclim@gmail.com / @sodonuclim

Publicaciones Relacionadas