¿Qué es la misteriosa «parálisis de sueño»?

¿Qué es la misteriosa «parálisis de sueño»?

La primera vez que me pasó, yo era solo un adolescente.

Aún faltaban algunas horas para que tuviera que levantarme para ir a la escuela cuando me desperté. Traté de darme vuelta en la cama, pero mi cuerpo no me lo permitía, no podía moverme, estaba paralizado hasta los dedos de los pies.

Aunque mi cerebro estaba consciente, mis músculos aún estaban dormidos.

Mi habitación se sentía calurosa y restrictiva, como si las paredes se estuvieran cerrando y sentí pánico. Finalmente, después de unos 15 segundos, la parálisis desapareció.

Más tarde, encontré un nombre para lo que me había pasado: parálisis del sueño.

Parálisis del sueño

Esta es una condición nocturna sorprendentemente común en la que parte del cerebro se despierta mientras el cuerpo permanece temporalmente paralizado.

Después de ese primer -y aterrador- incidente, experiementé parálisis del sueño de forma frecuente, con un episodio cada dos o tres noches.

Cuanto más sucedía, menos aterrador se volvía. Eventualmente fue poco más que un inconveniente.

Pero la parálisis del sueño puede afectar realmente la vida de las personas.

Para algunos, viene con perturbadoras alucinaciones.

Una mujer de 24 años con la que hablé, que pidió ser identificada solo por su nombre de pila, Victoria, recuerda que tuvo su primera experiencia una noche cuando tenía apenas 18 años.

«Me desperté y no podía moverme», me dijo.

«Vi esta figura con aspecto de gremlin escondida detrás de mi cortina. Saltó sobre mi pecho. Pensé que había entrado en otra dimensión. Y lo más aterrador fue que no podía gritar. Fue tan vívido, tan real».

Otros alucinan con demonios, fantasmas, extraterrestres, intrusos e incluso familiares muertos. Ven partes de su propio cuerpo flotando en el aire, o copias clonadas de ellos mismos de pie junto a su cama. Algunos ven ángeles y luego creen que tuvieron una experiencia religiosa.

Los investigadores creen que estas alucinaciones pueden haber alimentado la creencia en las brujas en la Europa moderna, e incluso podrían explicar algunas afirmaciones de abducciones extraterrestres.

¿Qué se sabe del fenómeno?

Los científicos consideran que la parálisis del sueño probablemente ha existido desde que los humanos dormimos.

Hay varias descripciones coloridas de estos episodios a lo largo de la historia literaria.

Mary Shelley, la dramaturga británica reconocida por ser la autora de la novela gótica Frankenstein, aparentemente se inspiró en una pintura que representaba un episodio de parálisis del sueño para escribir una escena de la obra.

Pero lo cierto es que, hasta ahora, se ha investigado poco esta rara condición.

«Ha sido un fenómeno ignorado… pero en los últimos 10 años ha habido un creciente interés», dice Baland Jalal, investigador del sueño de la Universidad de Harvard, quien en 2020 completó el primer ensayo clínico sobre diferentes formas de tratar la parálisis del sueño.

¿Cómo se explica?

Después de experimentar el fenómeno, algunas personas intentan entender lo que les pasó con explicaciones sobrenaturales o incluso paranormales.

En realidad, dice Jalal, la causa es mucho más mundana.

Por la noche, nuestro cuerpo pasa por cuatro etapas de sueño. La etapa final se llama Sueño de Movimientos Oculares Rápidos o REM (por sus siglas en inglés). Esto es cuando soñamos.

Durante el REM, el cerebro paraliza los músculos probablemente para evitar que actúe físicamente en los sueños y se lastime. Pero a veces, y los científicos aún no están seguros de por qué, la parte sensorial del cerebro emerge del REM prematuramente.

Esto te hace sentir despierto. Pero la parte inferior de tu cerebro todavía está en REM, dice Jalal, y enviando neurotransmisores para paralizar tus músculos .

«La parte sensorial del cerebro se activa», dice Jalal. «Te estás despertando mentalmente, perceptivamente, pero físicamente todavía estás paralizado», agrega.

Cuando tenía poco más de veinte años, experimentaba parálisis del sueño cada dos o tres noches, pero incluso entonces, no tenía mucho impacto en mi vida. Fue una anécdota interesante para amigos y familiares. En ese sentido, mi experiencia fue común.

Más leídas