Qué hacer ante un temblor de tierra

santo domingo

Vivimos en una isla de muy alto riesgo sísmico. Desde 1562 hasta este año 2010 hemos sufrido siete devastadores terremotos, que causaron la destrucción de  Santiago, La Vega, Cabo Haitiano y, el más reciente, Puerto Príncipe. Vista esa realidad sísmica de la isla Hispaniola, creo que a nadie le cabe dudas de que  en el futuro vamos a seguir sufriendo terremotos.

¿Qué hacer? La idea no es alarmarse, sino prepararse,  tomar medidas al respecto. Si estamos conscientes como sociedad de que estamos expuestos a los riesgos de los terremotos y que cada 50, 60 ó 70 años se repite un terremoto de magnitud igual o superior a 7 en la escala de Richter, lo más natural es que la sociedad dominicana se prepare para enfrentar un terremoto.

Los terremotos son impredecibles en términos de fecha precisa, pero predecibles en términos de ocurrencia. Comenzar  identificando las áreas menos vulnerables en el hogar, es comenzar a prepararnos. Al  educar a nuestros hijos diciéndoles cuáles son los lugares seguros dentro de la habitación, la cocina, la sala, el baño, ya estamos tomando providencias, sostuvo.

Si está en la sala, identifique el mueble o la butaca más rígida, más fuerte, y acuéstese en el piso al lado de ella;  si se encuentra en la habitación,  lo correcto es bajarse de la cama y échese al lado, nunca debajo, porque al caer la loza sobre la cama se formará un vacío y si usted está al lado salvará la vida, explica.

Si está bañándose, no  salga corriendo ni se quede dentro de  la bañera; salga de ella  y acuéstese al lado, pues generalmente la bañera  mide un pie de altura y allí se forma el triángulo de vacío y de ese modo va a estar protegido en ese piso.

Si está en la oficina, lo mejor es acostarse en el piso al lado del escritorio de forma tal que si el  techo cae lo haga encima del escritorio y esto le proteja; si va en el vehículo, lo correcto no es salir, sino estacionarse a la derecha y quedarse dentro del vehículo, acostado, cubriéndose la cabeza con las manos, señaló el experto.

Visto lo que pasó en Haití, debemos mirarnos en ese espejo y  planificar qué vamos a hacer como sociedad para que el día que venga  un sismo nos encuentre preparados.

Cómo se hace el triángulo de vacío 

Educación. El triángulo de vacío salva vidas y hay que educar más a la población sobre esto. Al caer el techo o una pared sobre un objeto, éste deja un espacio vacío en forma de triángulo entre el suelo y el objeto encima del cual cae. A eso se le llama triángulo de vida o vacío, explicó el arquitecto Osiris de León. 

Si cada quien sabe identificar un triángulo de  vacío, se pueden salvar muchas vidas

Si comenzamos la educación sísmica en la familia será mucho más fácil tener una educación sísmica  colectiva, como sociedad. Si cada persona  entiende primero el riesgo, segundo el potencial, tercero el efecto  y cuarto, la respuesta que produce una edificación en función del suelo, se podrá  adoptar una cultura sísmica que permitirá salvar vidas y propiedades.

También se puede educar a través de las escuelas, pues los maestros pueden enseñar  lo que es el triángulo de vacío. Se debería impulsar una ley en el Congreso  que obligue a  las escuelas a incluir una asignatura que se llame Riesgo Sísmico y Desastres Naturales.