¿Qué hacer cuando en la víspera navideña las emociones afloran?

http://hoy.com.do/image/article/478/460x390/0/D6118F84-B775-4BD6-AA81-3E7A5BDECE33.jpeg

La víspera de año nuevo es una ocasión, muy esperada por todos, ya que es el momento de dejar atrás una vieja etapa en la vida y dar inicio a una nueva, en la cual se pautan metas por las que  trabajar.

Aunque la llegada de año nuevo debería ser de regocijo, júbilo y alegría para todos, no sucede así con cada ser humano. Algunos sufren la pérdida de un ser querido; otros, la angustia por no haber alcanzado un sueño, y hay quienes lamentan no haber subido un escalón más profesionalmente, sino haberse quedado  en el mismo lugar.

Las emociones son sentimientos que hay que aprender a dominar y no darle rienda suelta ya que pueden llevarnos a hacer cosas que después lamentemos y hasta podría ser funesto en el momento menos indicado.

¿Enfermedad o sentimientos?

La doctora Ana García, psicóloga de la revista “Rexpuestas”, nos explica que si usted vive un estado corto de sentimientos encontrados que se van y luego usted retorna a la vida normal, se trata de una emoción. En cambio,  si esta alteración anímica perdura se puede tornar en una enfermedad, en ese caso  debe acudir a un profesional del área, porque de lo contrario se puede desajustar psicológicamente y deteriorar mucho  y/o ir incrementando este comportamiento con el paso del tiempo, deteriorando cada vez más al individuo así como a su familia.

¿Porque algunos lloran el 31?

Según expone la doctora García, al ser este el último día  del año, las personas       hacen una recogida de todo lo acontecido ese lapso de tiempo, contemplan si lograron sus metas, observan sus logros, y revisan internamente ciertas fallas cometidas a nivel general.  Todo esto envuelve al individuo en un torbellino emocional, sus sentimientos más intimos se debilitan sosteniéndose del desahogo de todas esas cargas que los envuelven y es ahí cuando aparece en ellos el llanto, la nostalgia, la melancolía y la tristeza.