¿Qué le pasa al cuerpo cuando cae un rayo?

¿Qué le pasa al cuerpo cuando cae un rayo?

Rayos. Fuente externa.

Luego de que un rayo cayera sobre la casa de una familia en la zona rural de San José de Suaita en Colombia que quemó de gravedad a dos niñas que estaban dentro de la vivienda, es oportuno repasar sobre los daños que pueden ocasionar en el cuerpo cuando cae un rayo.

Si fueras alcanzado por un rayo recibirías una descarga de cerca de 300 kilovoltios, cantidad que genera cinco veces más calor que la superficie del sol, de acuerdo con el National Eeronautics and Space Adminitration (NASA). Lo que causaría graves quemaduras en tu cuerpo, entre otras cosas.

Aproximadamente el 20% de las personas a las que les cae un rayo mueren, en su mayoría debido a un ataque cardiaco. Otras lesiones causadas por los rayos incluyen traumatismo cerrado, síndromes neurológicos que generalmente son transitorios, lesiones musculares, lesiones oculares (cataratas inducidas por rayos), lesiones cutáneas y quemaduras.

Las personas que son alcanzadas por un rayo a menudo desarrollan patrones de ramificación a través de su piel que duran varios días, provocados por la ruptura de los tubos capilares que se encuentran debajo de la dermis con la descarga eléctrica, explica la American Physical Society.

¿Qué ocurre en el cuerpo?

1. Heridas

Las zonas de la piel por donde entra y sale el rayo pueden abrirse profundamente, generando un desangrado severo.

2. Se detiene el corazón

Aunque no es en todos los casos dado que sólo 20% de las víctimas de un rayo fallecen de acuerdo con Elisabeth Gourbière, especialista del Electricité de France, Service des Etudes Médicales.

3. Náuseas

El National Weather Service de Estados Unidos señala que una persona que es alcanzada por un rayo que no sufre un paro cardiaco instantáneo puede experimentar síntomas como náuseas, dolor de cabeza y malestar estomacal.

4. Daño cerebral

Si el rayo entra por la cabeza la corriente eléctrica cocinaría, literalmente, las células del cerebro, lo que llevaría al coma y de sobrevivir a un daño cerebral permanente.

5. Hemorragia interna

Debido a la fuerza órganos como los intestinos, pulmones e hígado pueden comenzar a sangrar internamente, indica Gourbière.

¿Hay objetos que atraen a los rayos?

Si bien es mejor refugiarse durante las tormentas eléctricas, se ha demostrado que muchas creencias populares sobre los rayos son incorrectas. Un mito importante es que si usamos algunos pequeños accesorios de metal, los rayos se sentirán atraídos por ellos. La realidad es que cuando se trata de averiguar dónde cae un rayo, no es tan importante usar objetos de metal en situaciones de rutina.

Muchas veces nos preguntamos: ¿pueden caer rayos en cualquier lugar? La respuesta es sí. Sin embargo, lo que realmente indicará la zona de aterrizaje será la ubicación de la tormenta y dónde nos encontramos. De esta forma, podemos considerar condiciones específicas, elementos y superficies que pueden atraer rayos:

Objetos metálicos

Si bien ya hemos mencionado que tener un pequeño accesorio de metal no hace mucha diferencia, ya que solo estar en medio de una tormenta eléctrica tiene el potencial de riesgo, si estamos en un espacio abierto, la situación peligrosa aumenta. A lo lejos nos convertimos en objetos aislados. Estos son factores clave que aumentan la probabilidad de atraer rayos a nuestra área. Es fundamental mantenerse alejado de elementos como vallas metálicas y herramientas de gran tamaño (pico, pala, palanca, etc.), ya que pueden ser antenas conductoras.

Superficie alta

Los rayos buscan el camino más rápido y más corto entre las nubes y la superficie de la Tierra, por lo que es más probable que golpeen colinas, cumbres y edificios que en lugares planos y profundos.

Árboles

Altos y puntiagudos, son grandes atrayentes y conductores de rayos. Además, en zonas con suelos húmedos, no hay por qué pensar que son adecuados para protegernos de las tormentas.

Tuberías y cables

Los rayos pueden entrar en los edificios a través de tuberías y cables metálicos porque son conductores potenciales y causan daños materiales graves. Si bien lo mejor que puede hacer durante una tormenta es buscar refugio en el interior, el impacto inmediato en las conexiones de cables y plomería puede dañar a los ocupantes. La forma más eficaz de evitarlo es instalar sistemas de pararrayos en la infraestructura.

Dispositivos conectados

Los objetos conectados a los receptáculos también atraen rayos (especialmente si están cerca de puertas y ventanas) y otros dispositivos como teléfonos con cable, duchas y grifos, por lo que deben conectarse a un sistema de conexión a tierra para evitar daños.