¿Qué métodos anticonceptivos hay y cómo funcionan?

¿Qué métodos anticonceptivos hay y cómo funcionan?

Métodos anticonceptivos (Fuente externa)

Siete expertos ofrecen consejos sobre cómo evaluar más de diez opciones de control de la natalidad, desde preservativos hasta la ligadura de trompas.

En las últimas décadas, el número de métodos anticonceptivos disponibles en Estados Unidos ha aumentado considerablemente. Las mujeres de hoy en día se enfrentan a una vertiginosa gama de nuevas píldoras, implantes, geles y parches.

A pesar de estos avances, los expertos afirman que es poco probable que una píldora anticonceptiva para hombres llegue a los anaqueles en un futuro próximo, y el laberinto de opciones para las mujeres puede ser especialmente confuso porque cada anticonceptivo conlleva su propio conjunto de precauciones y efectos secundarios.

La filtración de un borrador de la opinión de la Corte Suprema sobre el caso Roe contra Wade también ha suscitado dudas sobre la posibilidad de que los estados puedan endurecer su regulación de los anticonceptivos.

The New York Times habló con siete ginecólogos y expertos en salud reproductiva para que identifiquen y expliquen los tipos de anticonceptivos disponibles en la actualidad, cómo conseguirlos y qué efectos secundarios y riesgos conllevan.

¿Podría la anulación de Roe contra Wade afectar al acceso a los anticonceptivos?

El borrador del fallo de la Corte Suprema que anularía el caso Roe contra Wade no indica que la Corte vaya a revisar decisiones anteriores sobre el control de la natalidad. “Subrayamos que nuestra decisión se refiere al derecho constitucional al aborto y a ningún otro derecho”, escribió el juez Samuel Alito.

“Nada en esta opinión debe entenderse como que pone en duda los precedentes que no se refieren al aborto”.

Sin embargo, algunos expertos legales han planteado la preocupación de que los jueces puedan aplicar a la limitación del acceso a los anticonceptivos el argumento para anular Roe. En consecuencia, a los defensores de los derechos les preocupa que los legisladores puedan usar la prohibición del aborto para reducir la disponibilidad de los anticonceptivos.

Lee más: ¿Por qué se celebra hoy el Día Mundial de la Anticoncepción?

A principios de mayo, la legislatura del estado de Luisiana intentó avanzar un proyecto de ley que, de haber pasado, habría clasificado el aborto como homicidio.

Algunas de las personas que se opusieron a la propuesta argumentaron que la legislación podría técnicamente criminalizar también algunas formas de control de la natalidad.

“Hemos visto a gente equiparar falsamente los anticonceptivos de emergencia y los DIU con el aborto”, dijo Mara Gandal-Powers, directora de acceso al control de la natalidad y asesora principal del National Women’s Law Center. “Eso es ciertamente algo que me preocupa”.

¿Qué métodos anticonceptivos se pueden conseguir rápidamente?

Los preservativos son la opción más popular de los anticonceptivos de venta libre, y no requieren receta ni visita al médico.

Pueden ayudar a prevenir el embarazo y las infecciones de transmisión sexual, pero no todo el mundo sabe cómo usarlos correctamente, dijo Melissa Simon, vicepresidenta de investigación del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern.

Además, los preservativos fallan un 13 por ciento de las veces, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés).

El espermicida, un producto químico que elimina los espermatozoides y que se presenta en geles, espumas y similares, también se vende sin receta médica, pero no se considera tan eficaz como otras opciones para prevenir el embarazo por sí solo, según Monica Woll Rosen, ginecóloga de la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan.

Otras opciones de corta duración

Otros dos anticonceptivos de corta duración, los diafragmas y los capuchones cervicales , no requieren receta médica. Las mujeres deberían hablar con un médico sobre su uso, y en gran medida han caído en desuso, según los expertos, con muchas opciones a largo plazo para el control de la natalidad en el mercado.


Phexxi

Es una opción sin hormonas que requiere receta médica. En los ensayos clínicos revisados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés), su eficacia fue del 93 por ciento cuando se utilizó correctamente, y del 86 por ciento en la práctica.

Pero se trata de un gel que la usuaria se introduce en la vagina antes del coito, no de un anticonceptivo de acción prolongada, y algunos de los efectos secundarios notificados incluyen ardor y picor vaginal. Además, como Phexxi es tan nuevo, es posible que algunas compañías de seguros no lo cubran.

¿Qué otros métodos anticonceptivos requieren receta?


La píldora

Las píldoras anticonceptivas hormonales pueden ser muy eficaces si se toman a la misma hora todos los días. Hay cientos de píldoras anticonceptivas en el mercado, y las más comunes utilizan una combinación de estrógeno y progestina, que son ambas hormonas, para detener la ovulación.

Algunas personas informan de cambios de humor relacionados con la píldora y otras formas de control de la natalidad hormonal. Una revisión de estudios descubrió que las usuarias de anticonceptivos hormonales eran más propensas que las no usuarias a tener mayores tasas de depresión, ansiedad, fatiga y malestar.


La píldora de solo progestina

A veces llamada “minipíldora”, esta forma de control de la natalidad solo contiene progestina, una forma sintética de la hormona progesterona. La mayor ventaja de la píldora con progestina es que no contiene estrógeno, lo que la hace más accesible para las personas que corren el riesgo de desarrollar complicaciones médicas a causa de esa hormona, dijo Aparna Sridhar, profesora clínica asociada de obstetricia y ginecología en UCLA Health.

“Para quienes no pueden tolerar los estrógenos por cualquier motivo, la píldora de solo progestina es una gran opción”, dijo Sridhar.

La píldora con progestina es tan eficaz como la píldora combinada si se utiliza correctamente, dijo.


El parche

El parche emplea una combinación de hormonas similar a las que se encuentran en el anillo y en muchos anticonceptivos orales estrógeno y progestina, pero en lugar de tomar una píldora diaria, la usuaria se coloca un parche en la piel una vez a la semana.

Los parches vienen en paquetes de tres; la usuaria se pone un parche nuevo cada semana durante tres semanas, y luego tiene una semana sin parches durante la cual suele producirse el periodo. Los parches pueden llevarse al ducharse o nadar.

“Es estupendo para las personas que no se acuerdan o no quieren tomar una píldora cada día”, dijo la doctora Julia Cron, vicepresidenta del Departamento de Obstetricia y Ginecología de Weill Cornell Medicine/New York-Presbyterian. “También te da algunas de las otras ventajas que ofrece la píldora, como el control del ciclo, menos sangrado y menos dolor”.

Entre los efectos secundarios se encuentran las hemorragias irregulares, los dolores de cabeza, la sensibilidad en los pechos y, en algunos casos, náuseas y cambios de humor, según Cron.


El anillo

Hay dos anillos vaginales disponibles: el NuvaRing, que dura aproximadamente un mes, y el anillo Annovera, que dura aproximadamente un año. Para ambos anillos, la usuaria se inserta el anillo, lo deja durante unas tres semanas y luego se lo quita durante una semana; alguien que utilice el NuvaRing se insertará un nuevo anillo cada mes, mientras que alguien que utilice el anillo Annovera reutilizará el mismo anillo. Emplean hormonas similares a las de la píldora y el parche, pero como pueden llevarse durante más tiempo, a algunas les resultan menos molestas que la píldora, que debe tomarse todos los días, y el parche, que debe aplicarse casi todas las semanas.

Dado que el anillo contiene estrógenos, puede tener efectos secundarios similares a los de la píldora o el parche, según Siripanth Nippita, profesora clínica adjunta de Obstetricia y Ginecología de NYU Langone Health. Entre ellos se encuentran los cambios de humor, las náuseas, la sensibilidad en los senos y los dolores de cabeza.

¿Qué métodos anticonceptivos requieren procedimiento médico?

DIU

Los expertos en salud femenina consideran que los dispositivos intrauterinos, o DIU, se encuentran entre las formas más eficaces de control de la natalidad, en parte porque quienes los usan no necesitan acordarse de tomarlos o aplicárselos, como ocurre con una píldora o un parche. Un médico introduce uno de estos dispositivos en forma de T en el útero, un procedimiento que suele durar cinco minutos. Dependiendo del tipo, el DIU puede ser eficaz entre tres y 12 años.

Actualmente, existen dos tipos de DIU disponibles:

El hormonal, que segrega progestina. En comparación con las píldoras anticonceptivas orales, esta hormona se absorbe “muy poco” en el torrente sanguíneo, según Rosen, por lo que las pacientes suelen experimentar menos efectos secundarios relacionados con el estado de ánimo. Las personas que tienen un DIU hormonal pueden tener sangrados anormales o manchados durante los primeros tres a seis meses después de la inserción. Después, las hemorragias suelen ser más ligeras y regulares, o desaparecen por completo.

El de cobre, que no contiene hormonas. Sin embargo, las personas con menstruaciones abundantes o dolorosas deberían evitar los DIU de cobre, según Rosen, porque pueden provocar menstruaciones más largas y flujos más abundantes en algunas personas.


Implantes anticonceptivos

Nexplanon es un tipo de implante que se inserta bajo la piel de la parte superior del brazo y dura unos tres años. Según Nippita, es el método anticonceptivo con menor índice de fracaso.

Un médico o una enfermera introduce la pequeña varilla, que tiene la longitud de un palillo de fósforo, y el proceso solo dura unos minutos. No es necesario un examen pélvico.

Los efectos secundarios pueden variar de una persona a otra. Alrededor de un tercio de las pacientes experimenta un manchado “diario, anormal y molesto”, dice Rosen; otro tercio no experimenta ningún sangrado; y el otro tercio simplemente tiene un manchado más ligero y poco frecuente. Algunas personas con el implante también informan de cambios de humor, dolores de cabeza, aumento de peso y acné.


Inyecciones anticonceptivas

Depo-Provera es una inyección que contiene progestina y protege contra el embarazo durante tres meses. El médico suele administrarla, en un brazo o en las nalgas, cada 12 o 14 semanas.

Algunas personas pueden experimentar manchado u otras irregularidades del periodo después de las primeras inyecciones, pero suelen desaparecer con el tiempo. El aumento de peso también puede ser un efecto secundario para algunas personas. La Depo-Provera también puede provocar depresión, migrañas, convulsiones y problemas hepáticos en algunas pacientes.


Ligadura de trompas

La ligadura de trompas es un procedimiento muy eficaz que protege permanentemente contra el embarazo, pero no es reversible, por lo que las mujeres deben estar seguras de no querer quedarse nunca embarazadas.

Este procedimiento mínimamente invasivo puede realizarse durante una cesárea o justo después de un parto vaginal, así como en cualquier otro momento. Otra opción es la salpingectomía, un procedimiento que consiste en extirpar una o ambas trompas de Falopio.


Vasectomías

Las vasectomías son cirugías rápidas y muy eficaces en las que los médicos cortan y sellan los tubos que transportan el esperma en el escroto.

El procedimiento suele durar 20 minutos y puede realizarse en un consultorio o bajo sedación consciente, dijo Puneet Masson, director de Medicina y Cirugía Reproductiva Masculina y profesor asistente de urología clínica en cirugía en Penn Medicine.

Aunque que las vasectomías pueden ser revertidas, los pacientes deben considerar el procedimiento como una anticoncepción permanente, dijo Masson.

“Si buscas una forma reversible de anticoncepción, yo me alejaría tanto de la vasectomía como de la esterilización femenina”, dijo Cron, de Weill Cornell Medicine/New York-Presbyterian. “Realmente no está pensada para alguien que tenga dudas sobre su futura fertilidad”.

¿Qué pasa con Plan B y la anticoncepción de emergencia?

Hay dos “píldoras del día después” disponibles: Plan B, que se puede adquirir sin receta en farmacias, y Ella, que requiere una prescripción médica. Ambas retrasan la ovulación y permiten que los espermatozoides del aparato reproductor se extingan.

Las personas preocupadas por el embarazo deben tomar Plan B en las 72 horas siguientes a las relaciones sexuales sin protección. Ella puede ser eficaz hasta cinco días después de haber mantenido relaciones sexuales sin protección. En el caso de ambos medicamentos, “cuanto antes se tomen después de haber mantenido relaciones sexuales sin protección, mejor”, dijo Nippita. Las píldoras están compuestas por diferentes ingredientes: Plan B contiene levonorgestrel, mientras que el principio activo de Ella es el acetato de ulipristal.

Estas píldoras pueden provocar náuseas o vómitos, y tu próxima menstruación puede ser más corta de lo habitual después de tomarlas.

Según los CDC, el DIU de cobre puede utilizarse como anticonceptivo de emergencia, pero debe colocarse en los cinco días siguientes a la relación sexual sin protección. Las investigaciones muestran que el DIU hormonal también puede ser eficaz como anticoncepción de emergencia.

Qué hay que tener en cuenta antes de empezar un nuevo método anticonceptivo

Varios tipos populares de anticonceptivos, incluidos muchos de los anticonceptivos orales, el parche y el anillo, contienen estrógenos, por lo que verás muchas de las mismas preocupaciones sobre quién puede y quién no puede usarlos.

A las personas con presión arterial alta, antecedentes de coágulos de sangre o accidentes cerebrovasculares, algunas formas de cáncer de mama o migrañas con aura, se les puede aconsejar que busquen otros métodos. Además, las personas mayores de 35 años que fuman pueden tener un mayor riesgo de sufrir complicaciones como accidentes cerebrovasculares.

Una de las partes más difíciles de navegar por las opciones de control de la natalidad puede ser analizar la literatura sobre los límites de peso para los anticonceptivos. Aunque hay datos contradictorios sobre la eficacia de los anticonceptivos hormonales para las personas que superan un determinado índice de masa corporal, algunos métodos anticonceptivos pueden no estar recomendados para las personas con sobrepeso u obesidad.

También existen orientaciones contradictorias sobre si las personas que tienen un determinado índice de masa corporal (IMC) pueden o deben tomar píldoras anticonceptivas de emergencia. Los ensayos clínicos han demostrado que Plan B y Ella son más eficaces para las mujeres que tienen un IMC inferior a 30, dijo Nippita. Sin embargo, la FDA señaló en 2016 que había revisado los datos científicos disponibles sobre si los anticonceptivos de emergencia que contienen levonorgestrel, como Plan B, eran eficaces en mujeres que pesaban más de 75 kilos (165 libras), y concluyó que “todas las mujeres, independientemente de su peso, pueden usar estos productos para prevenir embarazos no deseados después de una relación sexual sin protección o un fallo de los anticonceptivos”. Nippita dijo que no excluiría la prescripción de anticonceptivos de emergencia a una paciente basándose en el IMC.

¿El seguro cubre los anticonceptivos?

Entre Medicaid y los requisitos de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio para las compañías de seguros, los costos de control de la natalidad deben ser cubiertos, dijo Gandal-Powers, de la National Women’s Law Center. Eso significa que la mayoría de la gente no debería tener gastos de su propio bolsillo, incluso para las visitas al médico asociadas con la obtención de control de la natalidad, como las consultas y las implantaciones de los DIU. Pero la cobertura del seguro no siempre se traduce en acceso, dijo. “El hecho de tener cobertura no significa que haya un proveedor cerca de ti que pueda insertar un DIU”, dijo.

Dani Blum es asistente de noticias en la sección Well de The New York Times.

Publicaciones Relacionadas