¿Qué no comer cuando estás embarazada?

Embarazada. Imagen de referencia.
Embarazada. Imagen de referencia.

BBC Mundo. En todo el mundo las mujeres embarazadas reciben un bombardeo de opiniones sobre lo que deben o no comer y, en demasiadas ocasiones, unos sólidos consejos se pierden por mala cobertura periodística y o por superstición.

Para las mujeres en Corea, el embarazo sabe a sopa de algas. En Sudáfrica, a las mujeres de la etnia zulu se les da Ishlambezo, una mezcla de hierbas que puede incluir desde margaritas y algodoncillo hasta orina seca de animales.

En Irán, mientras tanto, el jugo de granada es popular entre las futuras madres y en Senegal la recomendación es un caldo de médula de res.

Y en algunos lugares de Latinoamérica, advierten que si no comen mucha fruta, el bebé saldrá sucio.

Lo que es cierto es que hay algo que se le ofrece por igual a las embarazadas en todas partes: consejos sobre qué comer y qué evitar cuando se espera un bebé.

La variedad de opiniones puede ser desconcertante. El pescado es esencial para el desarrollo del cerebro del bebé pero ¿puede contener también peligrosos niveles de mercurio?

Y es preferible evitar el maní ¿o quizás puede prevenir la alergia a las nueces en los niños?

Hay que eliminar definitivamente el queso blando y los embutidos, pero las futuras madres italianas parecen disfrutar su jamón de Parma y es difícil imaginar que en Francia todas las mujeres encinta abandonan el Camembert.