Que rico es dormir. Arabelle Del Pilar Rosario

v1

No sé bien de donde rayos en aquellos tiempos se inventaron esto, pero hablando con mis progenitores, doña Negrita y don Nano, hace años y años, a los niños les daban un té de hojas de lechuga para dormir, y yo le agregaría que no solo lo hacían para mandarlos a la cama temprano, sino para tranquilizarlos después de dar “carpeta” todo el día. Prepare una infusión de hojas de tilo y manzanilla, tómate una tacita de té y vierte la infusión restante previamente colada en un pequeño atomizador, añade una o dos gotas de aceite esencial de lavanda y luego colócala en la nevera para que enfríe. Antes de dormir, atomiza varias veces tu almohada, osito de peluche, o hasta tu pareja, pero aprovecha la aromaterapia de estas hojas maravillosas que inducirán a una relajación instantánea.

Busca tu punto de liberación en las manos
Todos sufrimos del estrés, ¿quién no? En los músculos de las manos existe un punto que libera tensiones, estrés y también quita prácticamente al instante los dolores de cabeza. Luego de encontrar tu punto como indica la imagen, presiónalo firme por unos segundos, haciendo movimientos circulares y voilà! Me han contado que también alivia dolores de muela, si a alguien le ha funcionado, cuéntenos.

Para esta gripe
Que anda acabando en este país más que el #mannequinchallenge en Instagram, es increíble como una cucharada de miel con limón combate la gripe, resfriados y la tos. La miel es un poderoso antiséptico y antibacteriano que no debe faltar en casa.

Los aceites esenciales
Ayudan a combatir el resfriado común que afecta mucho con los cambios de temperatura; hervir agua y colocarle dos o tres gotas de aceite esencial de hierbabuena, limón o eucalipto y realiza inhalaciones antes de dormir. También puedes frotar un poco del aceite en la planta de tus pies.

Cubitos de manzanilla
Para el rostro la manzanilla es una hierba tan noble que aparte de su rico sabor, funciona bastante bien para desinflamar los párpados. Siempre ten un molde con cubitos de té de manzanilla en tu nevera, envuelve uno en una gaza y lo frotas por todo el rostro, especialmente por el área afectada, además se siente rico y alivia bastante.