QUÉ SE DICE

http://hoy.com.do/image/article/338/460x390/0/DDC481F6-B2D3-4921-B5AD-1F2D569F7BB8.jpeg

El buey que más jala.- Cuentan  que la situación interna del PRD, alias El Glorioso, está por complicarse, y aunque se habla de diferencias entre su dirigencia en asuntos tan puntuales como la oposición que debe hacerse al gobierno peledeísta  o la aceptación de cargos, la nueva manzana de la discordia, el verdadero telón de fondo de ese soterrado pero tenso tirijala es la vieja y conocida lucha de tendencias de tan ingratos recuerdos para los perredeístas. Dicen que dos gallos no pueden vivir juntos en el mismo gallinero, como tampoco  pueden hacerlo  dos bueyes en el PRD de estos tiempos. El  ex candidato presidencial, Miguel Vargas Maldonado, y el ex presidente Hipólito Mejía, el mandamás del beligerante y travieso PPH, parecen condenados a medir fuerzas en una confrontación que tarde o temprano deberá establecer  cuál de los dos es el buey que más jala.

¿Riesgo calculado?.-  Los apagones de las últimas semanas han sido interpretados como una señal inequívoca  de  que algo  anda mal, lo que ha  confirmado Temístocles Montás, secretario de Economía, Planificación y Desarrollo, al   admitir que el gobierno tiene serias dificultades para atender las crecientes  necesidades financieras del sector eléctrico, para el que solo dispone, para lo que resta del 2008, de US$250 millones. Quiere esto decir que la Superintendencia de Electricidad  deberá hacer  malabares para capear el temporal que le caerá encima, sea aumentando la tarifa para agenciarse los recursos que necesitará  o castigando a la población con más  apagones, los que unidos al intenso calor, las constantes alzas de precios en prácticamente todos los productos que consume la población y la aguda crisis en el suministro de agua potable que afecta a muchas comunidades del país constituyen un explosivo coctel de alta peligrosidad para la llevada y traída gobernabilidad, imprescindible para que el tren del progreso siga adelante sin contratiempos. ¿Habrán calculado ese riesgo los técnicos del gobierno que decidieron soltar en banda al estratégico sector eléctrico?